Ministra Uriarte prevé que HidroAysén tendrá que suspender proyecto de centrales en el sur

Ante avalancha de requerimientos que le formularon servicios públicos. La autoridad sostuvo que es completamente imposible que pueda responder las tres mil preguntas en un plazo breve. El Mercurio, 09 de noviembre de 2008.


La ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, adelantó ayer que es muy probable que la empresa HidroAysén tenga que suspender su proyecto para la construcción de cinco megacentrales hidroeléctricas en la XI Región ante la Corema de Aisén.

Ello, ante la imposibilidad de poder contestar más de tres mil preguntas formuladas por servicios públicos adscritos a dicha instancia en un plazo corto de tiempo.

Tras participar en una actividad en el Parque de las Esculturas en Providencia, la secretaria de Estado sentenció que tal proyecto de HidroAysén no fue aprobado en una sesión del viernes de la Corema del sur.

"En términos de plazos, lo que la empresa (HidroAysén) muy probablemente deberá hacer será suspender la tramitación del proyecto, porque dentro de los próximos días es completamente imposible que pueda contestar tal cantidad de consultas".

Indicó que las tres mil preguntas que la Corema de Aisén le formula al proyecto de HidroAysén dan cuenta de que en el país nadie tiene ventajas.

"El proyecto HidroAysén no ha sido aprobado y los chilenos esperan que responda tres mil preguntas de los servicios públicos chilenos", dijo.

Consultada si ello es una forma de rechazo un tanto oblicuo, en el sentido de que no hay un rechazo formal de la Corema, pero le devuelven el proyecto a la empresa con una avalancha de consultas, la secretaria de Estado contestó: "Hemos dicho reiteradamente que el proyecto HidroAysén está rindiendo un examen ambiental y en ese examen ambiental les estamos pidiendo respuestas a tres mil preguntas. Y eso demuestra para todo nuestro país, como señal de seriedad, que en Chile las instituciones funcionan y no hay ningún proyecto de inversión, ni de capitales chilenos y extranjeros, ni públicos ni privados, que corran con ventaja en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Nadie corre con ventaja en Chile".

Al indicársele que responder tal cantidad de consultas implica mucho tiempo, replicó: "La empresa deberá estudiar y recabar la información y deberá responder al requerimiento de los servicios públicos chilenos. En tanto ello no ocurra, no es posible hacer una evaluación del proyecto". Precisó que en el acta de la Corema del viernes quedó consignado el hecho de que vencido el plazo de participación ciudadana, es decir, el 23 de noviembre próximo, se generará un documento adicional anexo que será remitido al titular (la empresa), conteniendo todas las preguntas que formulen las organizaciones ciudadanas, las entidades académicas y los ciudadanos".

Ratificó sus dichos de semanas atrás, cuando adelantó que el proyecto HidroAysén "no estaba a la altura" como lo afirmaron 32 servicios públicos días atrás.

En todo caso, precisó que en Chile opera el Estado de Derecho, de forma que HidroAysén tiene la atribución de responder tal cantidad de consultas."Ellos, como empresa, harán lo que estimen pertinente", acotó.

Sobre las alternativas que había tras los reparos de los servicios públicos, la ministra indicó que eran dos en juego: reformular el proyecto por parte de la empresa o un pronunciamiento de la Corema.

Dijo que lo primero no ocurrió, pero sí acotó que el viernes por la noche la Corema le está diciendo a HidroAysén que para aprobar su proyecto de construcción de centrales hidroeléctricas es necesario que responda tres mil preguntas al SEIA.

"El Mercurio" buscó obtener una reacción de la empresa HidroAysén ante el giro producido en este caso, pero dicha firma declinó formular comentarios.

ENVERGADURA

HIDROAYSÉN es el proyecto más grande en la historia ambiental de Chile, y prevé construir cinco centrales.

Intendente instruyó enviar 3.150 consultas a la empresa

Ambientalistas calificaron de "ilegal" tal decisión, debido a que fue unipersonal y no colegiada.

El intendente de la XI Región de Aisén -quien preside la Corema a cargo de evaluar el proyecto de HidroAysén- instruyó enviar un total de 3.150 observaciones de servicios públicos y 7 ciudadanas a dicha empresa, tras sesión extraordinaria efectuada el viernes pasado.

"Nosotros tuvimos una sesión de Corema donde hemos conocido el avance del proceso de evaluación y se determinó que se haga el informe consolidado y se le ponga en conocimiento a la empresa", dijo el intendente.

Agregó que el proceso de evaluación del proyecto hidroeléctrico sigue adelante.

Precisó que se han recogido por parte de la Conama regional todas las observaciones y consultas que realizaron los servicios públicos, en un trabajo muy encomiable, muy profesional, muy serio y responsable.

También se están incorporando aquellas observaciones de carácter ambiental que está haciendo la ciudadanía en su proceso de participación, que sigue vigente hasta el 25 de noviembre próximo. "Por lo tanto, estas observaciones serán enviadas a la empresa y ésta tendrá que tomar el conocimiento de ellas y empezar a hacer los levantamientos que correspondan", dijo Carrasco.

Esta determinación es "equivocada" para Marcelo Castillo, abogado del Consejo de Defensa de la Patagonia.

"Lo obrado por el intendente es absolutamente ilegal, pues la Ley 19.300, sobre bases generales del medio ambiente establece que la Corema, es un órgano colegiado y no unipersonal, pues al tomar una decisión de manera unilateral se puso al margen de la ley, arrogándose atribuciones que no tiene; por lo tanto, la decisión debe ser dejada sin efecto", sostuvo Castillo.

Quejas de ambientalistas

Misma opinión de Peter Hartmann, coordinador de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida, quien planteó su disconformidad.

"Así, este intendente no da garantías con miras al momento de llegarse a decidir la resolución de calificación ambiental sobre HidroAysén, toda vez que ha demostrado que en su decisión no ha tomado en consideración los argumentos técnicos de los órganos técnicos y ha pasado a llevar la propia institucionalidad de la Corema".

Primer plazo de respuesta para HidroAysén vence en febrero

Mientras sigue la contienda por la aprobación o reprobación del proyecto de HidroAysén ante la Corema de la XI Región, la Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente de 1994 fija plazos claros para tal proceso.

Así es como la Ley 19.300 establece un plazo de 120 días hábiles para el primer trámite de un proyecto sometido bajo Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que es el caso de HidroAysén.

La normativa ambiental agrega que en caso excepcional tal plazo es ampliable a otros 60 días hábiles.

Respecto de la resolución adoptada el viernes por la noche en la Corema de Aisén rige un plazo de 5 días para notificar a la empresa de lo resuelto; esto es, que debe contestar las más de tres mil consultas y observaciones en el plazo de los 120 días hábiles. En tanto, el plazo de 120 días (4 meses) para evaluación del proyecto ya está corriendo desde el momento en que la empresa lo presentó ante la Corema, hecho que ocurrió el pasado 14 de agosto.

Es decir, lleva 57 días de trámite (hasta el viernes), quedándole otros 63 días hábiles para responder, es decir, hasta febrero de 2009, y seguir el trámite ante la Corema, lo que fuentes del sector ambiental consideran "muy exiguo".

Incluso se agregó que con una ampliación excepcional de otros 60 días hábiles tampoco sería muy probable que la empresa pudiera responder a tiempo, según lo estiman fuentes vinculadas al sector medioambiental en Santiago.

 

Comments are closed.