Piden reforma constitucional para que el agua sea un bien nacional de uso público

La solicitud está contenida en uno de los dos proyectos de acuerdo aprobados este martes en una sesión especial que analizó la crisis por la escasez de agua que se registra en algunas regiones. Diario de la Cámara, 11 de noviembre de 2008.


La convocatoria a la sesión especial de la Cámara fue para debatir la problemática en la constitución de los derechos de aprovechamiento de aguas; evaluar la deficiente regulación legal con que cuenta el país, en comparación con la normativa internacional vigente; y determinar la necesidad de que el Ejecutivo estudie la manera de implementar, a la brevedad posible, una política nacional de manejo sustentable de los recursos hídricos.

Al término de la sesión, a la que concurrieron el Ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, y la Ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, se aprobaron dos proyectos de acuerdo, uno de los cuales enfatiza que el agua es un bien que pertenece a todos los chilenos.

Gestión de cuencas

El proyecto de acuerdo Nº 670, que recibió 48 votos a favor, 3 en contra y 6 abstenciones, solicita a la Presidenta Michelle Bachelet una Política Nacional de Manejo Sustentable de los Recursos Hídricos que, entre otras medidas, considere la incorporación de la gestión de cuencas en las políticas sectoriales vinculadas al recurso hídrico y a los recursos naturales asociados.

Adicionalmente, se propone que se consideren propuestas concretas para una verdadera gestión de los recursos hídricos; y una reforma constitucional que considere el acceso al agua como un derecho humano, que garantice que el agua es un bien nacional de uso público y, por tanto, un bien que pertenece a todos los habitantes de nuestro país.

Mejorar la infraestructura de riego

En tanto, el proyecto de acuerdo Nº 669, aprobado por 63 votos a favor y 3 abstenciones, solicita, entre otros puntos, que el Ministerio de Obras Públicas acelere todos los proyectos actualmente en estudio relativos a obras de infraestructura de riego, particularmente en las regiones con mayor cantidad de superficie apta para riego y que puedan verse afectadas por el calentamiento global, como en V Región.

También se plantea aumentar los programas de fomento a la tecnificación del riego y los proyectos que tiendan a canalizar y conducir las aguas, como una forma de otorgar más eficiencia en la utilización de este recurso.

Además, se solicita al Ministerio de Medioambiente que, dentro de sus atribuciones legales y reglamentarias, ejerza una fiscalización rigurosa de aquellas fuentes contaminantes del recurso hídrico, a fin de establecer mecanismos preventivos en la contaminación de las aguas.

Debate

Al inicio de la sesión, la diputada Denise Pascal, a nombre de la bancada socialista, puso de relieve la falta de políticas a mediano y largo plazo respecto de los recursos hídricos en el país. Recalcó que estas políticas deben beneficiar a toda la sociedad y principalmente mantener el ecosistema rural.

En la misma línea, el diputado Alfonso De Urresti llamó la atención sobre los derechos de aguas, pues Chile es el único país en que este sistema está privatizado, como una forma de fomentar la energía hidroeléctrica, pero en detrimento de los agricultores.

Por su parte, el diputado Marcos Espinosa señaló que no hay incentivos en la legislación nacional para abordar el tema del agua como un bien común, pues, de hecho, el Código de Aguas favorece la explotación de dicho elemento por parte de las grandes empresas privadas. Por ello planteó la necesidad de avanzar hacia una nacionalización del agua.

La diputada Marta Isasi dijo que el auge de la minería y la escasez del agua, particularmente en la Región de Tarapacá, obligan a buscar soluciones antes que sea demasiado tarde.

A su turno, el diputado René Aedo manifestó que la Constitución reconoce el derecho de los particulares para el aprovechamiento de las aguas, a la vez que se reconoce que dicho elemento es un bien de uso público.

El diputado Enrique Accorsi señaló que el tema del agua será el tema de la humanidad en los próximos años, y que es necesario que el país tenga una política nacional sobre el uso, distribución y aprovechamiento del recurso hídrico.

En tanto, el diputado Jorge Sabag manifestó que entregar el dominio de las aguas al Estado como bien fiscal genera una discusión ideológica que se aparta de los problemas reales.

Indicó el diputado DC que no se puede cuestionar el derecho a propiedad y que lo relevante es discutir sobre los efectos prácticos de la actual legislación, y llamó a modernizar las normativas al respecto.

Por su parte, la diputada Alejandra Sepúlveda dijo que hay tareas pendientes del Gobierno con la pequeña agricultura, tales como el fortalecimiento de las organizaciones de regantes, el desarrollo de tecnologías y el manejo de cuencas.

Comments are closed.