Las “necesidades” de la industria

Carta al director de Giuliana Furci, Coordinadora Programa de Salmonicultura de Fundación Terram, publicada en diario El Insular el 19 de diciembre de 2008.


El gobierno anunció recientemente un conjunto de medidas de apoyo a la industria salmonera, con la finalidad de ayudarla a salir de la grave crisis que ha enfrentado en el último año y medio. En la práctica, esta ayuda se traduce en una línea de crédito con respaldo estatal por US$450 millones, que han sido considerados indispensables para evitar la profundización de la crisis del sector.

Este paquete de ayuda ha sido fuertemente cuestionado desde diversos sectores, pues implica ayudar a una industria que exhibe malas prácticas sanitarias y ambientales, las que en buena parte se encuentran en el origen de la actual crisis. Además, porque en principio no considera un apoyo significativo para el sector más vulnerable “los trabajadores”, miles de los cuales han quedado desempleados y en precarias condiciones.

Ahora se agrega un nuevo elemento a este debate, pues el directorio de AquaChile S.A., la salmonera más grande del país, acaba de anunciar un aumento de capital por US$ 100 millones, con la finalidad de enfrentar las consecuencias de la crisis.

Cabe entonces, cuestionar que el gobierno, con recursos estatales que pertenecen a todos los chilenos, vaya en ayuda de las grandes compañías de una industria que, como se ve, en algunos casos es capaz por sí misma de generar un significativo ingreso de capital para resolver sus problemas.

Comments are closed.