Temperatura media global desciende por tercer año consecutivo

El 2008 será el año más frío desde 1997. Pese a ello, científicos insisten en que todavía es el décimo año más caliente desde que haya registro, y se mantienen los fenómenos extremos. El Mercurio, 17 de diciembre de 2008.


El año que termina fue el más frío de la última década.

Hasta 2005, los indicios del calentamiento global se veían ratificados por la media de la temperatura global, que ese año llegó a un máximo de 14,77 grados Celsius.

No obstante, desde 2006 los valores han disminuido, alcanzando este año los indicadores más bajos en todo el decenio 1997-2007, según información presentada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Aunque todavía no termina el año, las proyecciones apuntan a que la media global de 2008 será de 14,3 °C.

Clave para este clima más suave fue el fenómeno de La Niña, que se produce tras la corriente caliente de El Niño.

El experto en meteorología de la Universidad de Chile Patricio Aceituno explica que a fines del siglo XX hubo una tendencia al aumento muy intenso de la temperatura, condicionado por el efecto de la actividad humana.

Además, durante un período aparecieron eventos de El Niño con mucho mayor frecuencia. Cada uno produce un calentamiento anormal en la región tropical que contribuye a la tendencia global.

Mirada de décadas

Pero esa fase cálida se acabó y ahora entramos a otro tipo de fase, dice.

Según Aceituno, hay que poner atención a lo que llama "fluctuaciones de escala decadal", períodos de 20 a 30 años. Son importantes y modulan en forma importante el clima planetario.

"Tal como se ha vendido el cambio climático, pareciera que siempre tiene que estar marcado por una tendencia clara, sistemática y permanente, pero no es así. Si bien en el largo plazo, los próximos cien o setenta años, debiéramos ver una tendencia al alza, se verá jalonada por avances, retrocesos y vuelta a subir. En promedio, va subiendo pero con estas fluctuaciones a escala de décadas", explica.

De todas formas la OMM calificó el 2008 como el décimo año más caliente desde mediados del siglo XIX.

Según el organismo, la existencia de fenómenos meteorológicos extremos confirma la tendencia al calentamiento: temperaturas más altas que lo normal en Europa, el invierno menos frío registrado en Escandinavia y frío extremo, con récords históricos en Sudamérica, especialmente Argentina.

Las temperaturas promedio en julio aumentaron en 3 grados en gran parte de Argentina, Paraguay, Uruguay, el sudeste boliviano y el sur brasileño.

Los expertos de la Universidad de East Anglia, uno de los centros que aportan los datos, enfatizaron que, aunque se prevea que 2008 será más fresco que cualquiera de los últimos siete años, "no significa que el calentamiento global se haya ido".

Lo importante, dijeron, es la llamada tasa subyacente de calentamiento, que alcanzó un promedio de 0,44 grados centígrados sobre el promedio entre 1961 y 1999, y de 0,21 grados más que en el período 1991 a 2000.

EN INTERNET: OMM: www.wmo.int

En Chile la tendencia es al alza

Gastón Torres, jefe de Climatología de la Dirección Meteorológica de Chile, explica que, desde 1980, en los valles interiores de nuestro país, existe una tendencia al alza de 0,5 a 0,7 grados sobre la media, parecida a la mundial. Todavía no dispone de los datos para este año. En cambio, en la zona costera, la temperatura se ha mantenido estable por la influencia del Océano Pacífico.

MENOS AGUA: La sequía fue persistente en Portugal, España, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Comments are closed.