2008 en la salmonicultura: el año de la catástrofe laboral en el sur del país

La Confederación Nacional de Trabajadores de la Industria del Salmón hizo un negativo balance de este año. Los más de seis mil despidos ocurridos en la salmonicultura tiñeron de gris los aires de las regiones salmoneras. Prensa OLACH, 30 de diciembre 2008.


Como uno de los peores años para la industria del salmón del sur de nuestro país, será recordado este 2008 por  los trabajadores y trabajadoras de la salmonicultura.

El despido de más de 6.000 personas a causa del virus ISA consignó un sabor amargo entre los operarios del sector, sus familias y comunidades.

Dicha pandemia ha estado azotando al sector desde mediados del año pasado, dejando a su paso una serie de consecuencias negativas que han afectado a las empresas, y especialmente a los trabajadores y trabajadoras, quienes más han sentido los impactos de esta crisis.

En diálogo con OLACH, Javier Ugarte, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Industria del Salmón de Chile, CONATRASAL, hizo una evaluación de estos doce meses, los cuales sin duda no han sido los mejores.

“Tenemos el sabor amargo de decir que ha sido un año bastante malo en el aspecto laboral, pues básicamente cuando tenemos a más de seis mil trabajadores despedidos. Eso es muy duro, por eso decimos que ha sido el año de una tremenda catástrofe laboral”, acotó el dirigente.

Durante los últimos meses se cerraron plantas de proceso y más de un centenar de centros de cultivo, “ha sido el peor año de los 21 que lleva la industria en la región, la mancha de los despidos no dejan ver las cosas positivas”, agregó el sindicalista.

Considerando esos antecedentes y teniendo conocimiento de que la situación empeorará en el corto plazo, ¿qué esperan para los próximos meses?

“Nosotros esperamos que el Gobierno aplique medidas más contundentes para poder frenar esta situación. Más que frenar habría que enfrentar esta situación creando puestos de trabajos dignos y no empleos de emergencia, debe subsidiarse a los trabajadores. El Gobierno tiene la obligación de arriesgarse por la gente que hoy en día sufre”.

¿Cuál va ha ser la postura que ustedes van a tomar ustedes como trabajadores y dirigentes sindicales para enfrentar lo que se viene?

“Nos vamos a seguir manteniendo en alerta, no vamos a bajar los brazos. Es cierto, nuestros dirigentes están cansados, están agotados porque nosotros no tenemos los recursos para desplazarnos a diferentes partes, pero con el apoyo de la gente vamos a seguir luchando hasta las últimas consecuencias. Vamos a seguir con las movilizaciones, si es necesario, incluso podemos determinar acciones más drásticas si es que el Gobierno no nos escucha”.

¿Hay responsabilidades compartidas en esta crisis tanto del Gobierno y la industria?

“El principal responsable de todo lo que está ocurriendo es la industria salmonera, eso lo queremos dejar súper claro. Ellos son los responsables de toda esta crisis, se dedicaron a ganar plata, metieron más peces de lo aconsejado en los centros de cultivo. Lo que sí es cierto es no saber de dónde provino el virus ISA. Pero también hay responsabilidades de algunos organismos estatales como Sernapesca, que no han fiscalizado como se debiera. Lo único que pedimos es que las autoridades se pongan un momento en nuestro lugar, especialmente en el de la gente despedida, que muchas veces tiene que hacer `malabares´ para alimentar a su familia”.

¿En estos dos años de vida de la CONATRASAL, cree existe cohesión entre el mundo sindical salmonero?

“Sin duda es una situación bastante compleja la que hemos estado pasando, pero estos dos años como CONATRASAL nos ha enseñado que podernos parar ante cualquier autoridad y organismos, y levantar la voz. Hemos ganado experiencia, nos sentimos orgullosos, por eso agradecemos el apoyo de los trabajadores y los sindicatos.

Esperamos que el 2009 se un poco más liviano, que los empleadores no abusen de la situación, las autoridades cumplan con su responsabilidad de cuidar los empleos y a los trabajadores y que la gente tomé conciencia realmente de lo que está pasando”.

Comments are closed.