Belem, corazón de la Amazonia, late al ritmo del Foro Social Mundial

Miles de personas, entre ellos más de 3.000 indígenas de toda América Latina, llegaban este lunes a la ciudad amazónica de Belem (norte de Brasil), la víspera de la apertura del Foro Social Mundial (FSM), la cita anual de los altermundialistas. Agencia AFP 27 de enero de 2009.


Más de 100.000 activistas de todo el mundo son esperados para los seis días del FSM, en esta ciudad portuaria ubicada en la confluencia de varios ríos, entre ellos el caudaloso Amazonas, en medio de un calor sofocante.

Esta nueva edición de este Foro lanzado en 2001 en Porto Alegre (sur de Brasil) para denunciar la globalización liberal, estará dominada por la defensa de la Amazonia y por debates sobre la crisis económica, que puede dar nuevos bríos a este movimiento que perdió impulso en los últimos años.

Cinco presidentes de izquierda irán a Belem para el evento: Luis Inacio Lula da Silva (Brasil), Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), y Fernando Lugo (Paraguay).

El martes, 3.000 indígenas de nueve países que tienen territorio en la Amazonia (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam, Venezuela y la Guyana Francesa), participarán de la gran marcha de apertura del FSM "para hacer oír su voz al mundo entero", destacó Maria Miquelina, una de las responsables de la organización de los pueblos indígenas de la Amazonia brasileña (Coaiab).

En total, el variopinto Foro abrigará más de 2.000 talleres, seminarios, conferencias, reuniones y acontecimientos diversos.

La colombiana Imelda Arana, de la red latinoamericana para la Educación Popular entre Mujeres (Repem), espera por ejemplo que esta edición del FSM de "más visibilidad a la educación", antes de que se realice en mayo próximo en Belem la Conferencia Mundial sobre Educación.

La seguridad fue reforzada en esta ciudad de casi dos millones de habitantes, y más de 7.000 policías, entre ellos 300 de elite, fueron movilizados.

Diez hospitales de campaña están listos en las dos universidades en las que tendrán lugar la mayoría de los debates, ubicadas en la periferia pobre de Belem.

El gobierno del estado de Pará, dirigido por el Partido de los Trabajadores del presidente Lula, invirtió unos 150 millones de reales (unos 63 millones de dólares) para realizar este evento; de ese total 50 millones de reales (unos 21 millones de dólares) sólo para seguridad pública.

Las autoridades apuestan a un alza del turismo luego del FSM y esperan que la visibilidad que tendrá Belem ayude a la ciudad a albergar partidos de la Copa del Mundo de fútbol 2014 que se realizará en Brasil.

Comments are closed.