Concesiones acuícolas

Carta al director de Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Fundación Terram publicada en diario El Mercurio 17 de enero de 2009.;


El proyecto que modificará la Ley General de Pesca y Acuicultura, y que ingresa en estos días al Parlamento, autorizará a las empresas salmoneras a entregar las concesiones acuícolas como garantía para créditos bancarios, lo que de concretarse constituiría un beneficio injustificable al sector privado, a costa del patrimonio de todos los chilenos.

Esto, porque las aguas son un bien nacional de uso público que se entrega en concesión a privados y por el cual hoy las empresas pagan una suma mínima: 2 UTM por hectárea de superficie al año. Para poner esta cifra en perspectiva, se puede señalar que, en total, este pago representó apenas el 0,053% de las ventas de la industria durante el 2007. Si bien el nuevo proyecto del Ejecutivo propone aumentar el pago a 6 UTM por hectárea al año (un poco más de 220 mil pesos) en un periodo de 3 años, esta cifra es claramente insuficiente.

Con la nueva propuesta del Ejecutivo, estas concesiones podrán ser valorizadas dentro del sistema financiero en calidad de garantía crediticia, por un valor muy superior. Con esto se reconoce que el pago -actual o futuro- que se hace por ellas está muy por debajo de las ganancias que generan. Así, un bien que pertenece a todos los chilenos, y que se entrega a un costo irrisorio a la industria, adquiriría un valor monetario significativo en beneficio de las empresas salmoneras.

El sector salmonero se encuentran en medio de una grave crisis ambiental, social y económica, como consecuencia de su falta de previsión y prácticas deficientes, que estarían siendo premiadas por el Gobierno con medidas como ésta.

Comments are closed.