El medioambiente, el próximo gran desafío de la tecnología

La industria emite enormes cantidades de CO2 a la atmósfera. El Diario Financiero, 15 de enero 2009.


Sortear los efectos de la crisis será la misión más importante que tendrán  las empresas tecnológicas en 2009. Y en esa misión, el ahorro de costos, especialmente el de energía, será primordial, lo que no sólo lo agradecerán los accionistas. También el medioambiente.

Es que, pese a los esfuerzos en esa dirección, las firmas se han convertido en un importante agente de contaminación y demandante de energía. Según Gartner la industria de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TICs) genera el 2% de la contaminación ambiental mundial con dióxido de carbono (CO2), cifra equivalente a la que emite la aviación mundial.

La consultora acusa que el abuso de computadores, servidores, equipos de refrigeración, telefonía fija y móvil e impresoras, son los principales responsables de estas emisiones.

Según el profesor de la Universidad de Stanford, Jonathan Koomey, la energía necesaria para el funcionamiento y la refrigeración de los millones de servidores del mundo equivale a la que requirieron catorce estaciones eléctricas de mil megawatts en 2005. En tanto, la consultora IDC estima que el gasto en suministro de energía y refrigeración de los datacenter superó en 2008 el presupuesto destinado a hardware.

¿Conciencia “green”?

Lo malo de todo esto es que los esfuerzos de las empresas no dicen relación, necesariamente, con el deseo de contribuir con el medio ambiente. Según una encuesta de Symantec la tendencia, por ejemplo, del datacenter por “volverse verde” ha sido impulsada más por los costos que por otra cosa. El estudio preguntó a las compañías por qué era importante la creación de un datacenter verde. La reducción del consumo de electricidad fue mencionada por el 54% de los encuestados, seguido de la reducción de los costos de enfriamiento (51%) y el sentido de responsabilidad hacia la comunidad (42%).

Google

El tema importa cada vez más. De hecho, esta semana The Times publicó un artículo que señalaba que una búsqueda en Google emitía, por el gasto de sus centros de datos, un total de siete gramos de CO2, equivalente al consumo generado para hervir una tetera. El tema tuvo repercusión mundial, pero Google se defendió diciendo que sólo emite 0,2 gramos de CO2. A pesar de ello, el investigador de la Universidad de Harvard, Alex Wissner-Gross, dijo que la atención del estudio se centró exclusivamente en la Red en general, “y se descubrió que se produce alrededor de 20 miligramos de CO2 por segundo, cada visita a un sitio web”.

Una tecnología que indirectamente está contribuyendo con el medioambiente es la virtualización, una herramienta que permite consolidar las cargas de trabajo en menos computadores, incrementando el uso de los mismos.

Comments are closed.