Gobierno publicará en marzo proyecto que regula emisiones de centrales a carbón

Ministra de Medio Ambiente sostiene que, a contar de marzo, las eléctricas, grupos ambientalistas y todos los interesados podrán hacer sus comentarios al proyecto. Tras este proceso, hacia mayo o junio el gobierno estará publicando el nuevo decreto. La Segunda 23 de enero de 2009.


Una nueva normativa para las emisiones de centrales termoeléctricas fue anunciada hace pocos días por el gobierno, y los actores del sector anunciaron que esto podría traducirse en alzas en los precios de la energía. Tanto así que el gerente general de Colbún, Bernardo Larraín Matte, señaló que a esta compañía lo que le interesa es conocer cuanto antes las normas de emisión y que "ojalá que sean normas bastante claras".

Ante este emplazamiento, la ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, afirma que se está trabajando en los últimos detalles de un "anteproyecto para dictar un Decreto Supremo que establecerá esta nueva norma de emisiones, y en marzo se dará a conocer en el Diario Oficial". Tras la publicación, el sector eléctrico, los ambientalistas y todos los interesados en el tema podrán realizar sus observaciones a esta iniciativa durante 60 días.

Esta iniciativa fue analizada durante todo 2008 en el Consejo de Ministros de la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama), el cual integran 14 secretarios de Estado, como el ministro secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo; el titular de Obras Públicas, Sergio Bitar, y es presidido por la ministra Uriarte. Ella explica que el año pasado incluso se encargó un estudio de factibilidad social- ambiental a la consultora de origen holandés Ecofysvalgesta para tener detalles de cuánto impactará esta nueva norma.

"Entre las consecuencias sociales, se podría generar una reducción en los gastos del ítem salud en las zonas donde existen esos complejos. Eso se está midiendo", dice la ministra Uriarte, agregando que esta nueva legislación "será absolutamente posible de cumplir para las empresas, ya que hoy en Chile operan complejos con nuevas tecnologías que reducen emisiones".

Luego del proceso de consulta ciudadana, el anteproyecto de decreto volverá al Consejo de Ministros, el cual analizará las observaciones "y hacia mayo o junio deberíamos estar aprobando esta nueva normativa", dice Uriarte.

Medidas no encarecerían cuentas de la luz

Uno de los temores ante la aplicación de una nueva normativa es el encarecimiento del costo de la generación eléctrica, y, por ende, su traspaso a los usuarios.

Al respecto, la ministra Uriarte señala que "estamos hablando de una norma que se puede cumplir, pues ya hay tecnologías para ello. De hecho, en Chile hay empresas que ya operan con estas tecnologías y no salen del mercado por perder competitividad", señalando que esto no debería tener un impacto en los precios de la luz.

"La mirada que corresponde tener acá, detrás de esta iniciativa, es referida a los impactos sociales que tendrá desde la perspectiva económica", indica Uriarte.

En el sector se señala que las empresas necesitarían unos cuatro años para poder lograr la reconversión a nuevos estándares de emisión, mientras que en el proyecto del gobierno se plantearía un plazo menor. Uriarte señala que aún los plazos no están definidos, pero asegura que "habrá gradualidades en el cumplimiento de esta nueva normativa para las operaciones existentes". En tanto, las nuevas centrales que entren al sistema tendrán que acogerse desde el inicio a la nueva legislación.

Las emisiones que se controlarán

Esta iniciativa contempla la reducción de tres tipos de emisiones: los óxidos de nitrógeno, el dióxido de azufre y el material particulado. "Las exigencias se hace de acuerdo con la realidad, y ya operan en Chile centrales con tecnología de punta que se ajustan a parámetros totalmente cumplibles", afirma la titular de Medio Ambiente.

A modo de ejemplo, señala que en el país hay centrales con 125 MW de potencia que arrojan 114 toneladas al día de material particulado. Una central de la misma potencia que cuenta con un precipitador electroestático, emite sólo 6,6 toneladas al día.

En el caso del dióxido de azufre, la ministra señala que en Chile hay centrales antiguas "que no han incorporado, pese a estar disponible, tecnología de abatimiento de emisiones, como el desulfurizador húmedo. Acá se puede obtener rebajas de hasta 100 veces de este tipo de emisión".

En el caso del óxido del óxido de nitrógeno (NOX), Uriarte señala que si se comparan centrales de 400 MW de potencia, una que cuenta con tecnología de lecho fluidizado circulante, emite 15 toneladas diarias de este tipo de contaminante, mientras que una más antigua, sin este tipo de tecnología, emite 1.266 toneladas diarias.

Iniciativa busca estar en línea con la OCDE

Uriarte afirma que esta iniciativa es de gran importancia para el gobierno desde el punto de vista ambiental, porque "conjuga el desarrollo sustentable, equidad social y el crecimiento".

Además, la ministra señala que es importante este proyecto para adecuarse a los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a la cual Chile se sumará en 2009.

"Tenemos que ponernos de acuerdo con estos países, donde incluso hay seguimiento a las huellas de carbono de los productos y se han establecido impuestos por ello. En un mundo tan globalizado, no es posible que pensemos que no van a ingresar estos nuevos instrumentos económicos a nuestro país", dice la titular de Medio Ambiente, agregando que la competitividad de las empresas cada vez se está evaluando con mayor rigurosidad en el cumplimiento de estándares sustentables.(Por Pamela Zúñiga)
 
 

 
 
 
 
 
   

 
 
 
 

Comments are closed.