Hidroeléctrica en Puyehue

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en diario La Tercera el 16 de enero de 2009. Texto original, enviado a este medio de comunicación.

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en diario La Tercera el 16 de enero de 2009. Texto original, enviado a este medio de comunicación.


Sr. Director:

Recientemente, la Corte Suprema confirmó la sentencia de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, de respaldar la decisión de la Corema X Región que autorizó la construcción de la minicentral hidroeléctrica Palmar-Torrentoso al interior del Parque Nacional Puyehue, sentando nueva jurisprudencia en materia ambiental y abriendo la puerta a la ubicación de nuevos proyectos de inversión en parques nacionales y áreas destinadas a la conservación de la biodiversidad, facilitando la llegada del proyecto Hidroaysén a la Undécima Región.

Lo más grave, es la renuncia de los poderes del Estado Chileno, Ejecutivo y Judicial, a respetar los convenios internacionales firmados y ratificados por el país, debido a que la Corte optó por hacer prevalecer la ley de Bases Generales del Medio Ambiente y el SEIA, por encima de la Convención de Washington –tratado que regula las actividades permitidas dentro de un Parque Nacional, señalando que no se puede realizar ningún tipo de actividad comercial- y, sin considerar además que el Parque Nacional Puyehue es Reserva de la Biósfera.

Este fallo, evidencia lo débil de nuestra legislación e institucionalidad ambiental y sistema de protección de áreas silvestres. Con este fallo la CONAF, institución encargada de proteger los parques nacionales, pierde todo sentido. Por ello, urge reponer en el proyecto de Ley de Reforma a la Institucionalidad Ambiental, que actualmente se discute en el Parlamento, la creación del Servicio de Conservación de la Biodiversidad y Áreas Protegidas, que unifique la administración y cuidado de todas las áreas silvestres marinas y terrestres, tanto públicas como privadas.

Etiquetas:

Comments are closed.