Lobos marinos de Cobquecura bajo amenaza: corren peligro de extinción al corto plazo

Cada año que pasa las cosas se complican para la población de lobos marinos que habita en Cobquecura. Si hace unos treinta años los ejemplares llegaban a los 15 mil, actualmente no son más de 1.300 los que han logrado sobrevivir. La Discusión de Chillán, 06 de enero 2009.


Diversos factores, en especial la caza insistente que se desarrolló durante muchos años, llevaron a debilitar la subsistencia de la especie que es todo un hito en la comuna de la costa de Ñuble. Según el último censo efectuado durante el verano del 2008, los lobos marinos llegaban a 1.300, pero se estima que la población podría sufrir otra merma al realizarse en las próximas semanas otro conteo.

La situación es preocupante sostiene el director regional de Codeff, Pedro Arrey quien agrega que está en marcha un nuevo plan intensivo de educación y sensibilización en la comunidad para proteger la especie. En este sentido se está seleccionando a los cerca de veinte voluntarios de todo el país que están postulando para llegar a Cobquecura en los meses veraniegos.

La iniciativa de conservación cuenta con el apoyo del Consejo de Monumentos Nacionales, la Universidad San Sebastián y la municipalidad, además de Codeff. Lo que se hará en las playas de la comuna es capacitar a las personas para que sepan lo que deben hacer para evitar que siga bajando la población.

Adicionalmente, se recogerá a los animales que llegan debilitados a la playa y se les dará auxilio para devolverlos a su medio ambiente. En años anteriores se ha visto que lobos marinos que llegan a la playa son golpeados por turistas o atacados por perros vagos quienes los matan o les generan heridas. Los lobos, son una especia marina en constante peligro que ha visto mermar su número desde los 12 mil ejemplares registrados el año 1989, cuando se realizó el primer estudio, a no más de 1.800 animales durante el 2006 y sólo 1.300 el verano pasado.

Causas de las pérdidas.

Actualmente, no hay modelos que expliquen cabalmente la causa de la pérdida tan dramática de ejemplares ocurrida en tan poco tiempo. En todo caso, integrantes de la entidad han tratado de hacer lo que está de su parte para evitar que la población decrezca aún más.

En este sentido, durante la temporada de verano especialmente en febrero cuando ocurren los nacimiento masivos tratan de rescatar a las crías que son arrastradas por la corriente hacia la playa y educar a la población. Los lobos que llegan hasta la playa, no lo hacen por motivación propia y en general se trata de individuos debilitados, en especial cachorros que requieren tranquilidad para reponer sus fuerzas y tratar de llegar hasta las rocas.

Pero ocurre que debido a la masiva presencia de personas, los lobos que apenas saben nadar, se estresan aún más, y casi sin fuerzas se internan al mar donde pueden morir por diversas razones.

Las autoridades de Cobquecura han desarrollado permanentes campañas para evitar la pérdida de la especie que es uno de los principales imanes para el turismo de la zona. Entre las causas que podrían explicar la reducción de la población se encuentra la aparente escasez de peces en el sector. Además, la pesca industrial llevaría a la muerte de muchos ejemplares que caen en las redes de arrastre.

No menos problemática para la supervivencia de la especie es la presencia de miles de personas que generan estrés en la colonia, como lo han manifestado otros estudios desarrollados anteriormente. El tema no es menor, considerando que la comuna es netamente turística y fue declarada como tal hace unos años por el Gobierno. En ella un punto neurálgico es La Lobería, declarada Santuario de la Naturaleza por el Consejo de Monumentos Nacionales el año 1992.

Comments are closed.