Tras Despidos en Salmonera Tornagaleones Trabajadores Anuncian Movilización Nacional

La empresa habría despedido a 400 operarios en la planta de Quellón. Un complejo escenario enfrentan los miembros de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Industria del Salmón de Chile (Conatrasal), ya que la cifra de desempleados de la industria no ha dejado de crecer. Estrategia 30 de enero de 2009.


De acuerdo el presidente del gremio, Javier Ugarte, aún no han recibido respuestas del Gobierno tendientes a solucionar la situación, por lo que si el fin de semana no reciben señales “vamos a  tomar medidas  más concretas como movilizaciones más severas y estamos con todas las ganas de llegar hasta las últimas consecuencias porque nos cansamos de la maldita burocracia del Gobierno con nosotros”.

A los 6.000 empleados, tanto indirectos como directos, que han perdido sus puestos de trabajo se sumarán 1.800 en marzo, cuando se concrete el cese de operaciones de la salmonera de Camanchaca anunciado el miércoles. Asimismo, ayer la empresa Granja Marina Tornagaleones, controlada por Ramón Eblen -ex dueño de Mainstream- “confirmó el despido de 400 personas en el sur de Chiloé, específicamente en Quellón”, de acuerdo a las informaciones de Ugarte.

“En cualquier momento se va a producir la paralización en otras partes, ya que las empresas lo han anunciado y no me cabe la menor duda que seguiremos recibiendo noticias respecto a nuevos cierres”, afirmó.

La “indignación” e “impotencia“ del gremio es por “la mala repuesta que hemos recibido por parte del Gobierno en torno a las negociaciones que hemos tenido de la crisis del sector”. Los trabajadores calculan en cerca de 12.000 la cifra de trabajadores que quedarían cesantes a mayo del año en curso, por lo que, luego de un cónclave realizado ayer decidieron “darle plazo hasta el fin  de semana al Gobierno para que entregue las respuestas concretas, específicamente al Ministerio del Trabajo”.

Huelga

En tanto, la huelga de brazos caídos de los cerca de mil operarios de Cultivos Marinos Chiloé, en Ancud, se depuso. “Se establecieron algunos mecanismos de diálogos que se van a comenzar a trabajar la próxima semana”, indicó el dirigente gremial. Si bien una de las principales peticiones de los empleados era que les fuera pagado un bono de producción anual -cuyo monto ascendería a dos sueldos brutos- que les corresponde por ley, “se va a instaurar una mesa de trabajo interna en la empresa con el sindicato para abordar el asunto que se paga a fines de marzo”.
Según el presidente de Conatrasal “esta semana ha sido crítica, hemos recibido noticias de diversas compañías que han tenido cierres como Camanchaca, más el despido en Tornagaleones, lo que se suma a cinco centros con virus ISA más”.

 

Comments are closed.