Altas temperaturas en la zona centro-sur sofocan otoño por sobre promedios habituales

Meteorología, incluso, pronostica que fenómeno se mantendrá hasta mayo en Santiago. Condición climática ha derivado en máximas en torno a los 30 grados centígrados. El Mercurio, 08 de abril 2009.


Temperaturas por sobre los promedios habituales o "normales" a la fecha se han registrado durante esta tercera semana de otoño en la zona centro-sur del país, condición climática que, incluso, para Santiago se mantendrá hasta mayo, según pronosticó la Dirección Meteorológica. Las temperaturas máximas en torno a 30 grados están previstas hasta este domingo. Ayer, en la capital se registraron 30,2 °C.

En Rancagua (VI Región), la máxima de ayer fue de 29 °C, siendo el promedio máximo para abril de 23 °C. En Curicó (VI Región), los termómetros llegaron a 30°C, 8 °C más sobre el promedio.

En Chillán (VIII Región) se repitió el mismo fenómeno, pues la máxima temperatura fue de 28 °C, siendo el promedio más alto en este mes de 21 °C.

Incluso, en ciudades costeras como Concepción (VIII Región) se alcanzaron los 24 °C, 7 °C más que el promedio máximo para abril.

En Los Ángeles (VIII Región), la temperatura más alta del día fue de 28 °C, 8 °C por sobre el máximo para este mes.

En Temuco (IX Región), el termómetro marcó ayer 23 °C, siendo que el promedio máximo para abril es de 17 °C. Y en Valdivia (Región de los Ríos) se llegó a los 21°C, cuando el promedio es de 16 °C.

El caso de Santiago

El jefe de Climatología, Jorge Carrasco, confirmó que las temperaturas máximas estarán sobre el nivel "normal" hasta mayo en la zona central, especialmente en Santiago. "El verano caluroso se sigue proyectando en los primeros días de otoño", explicó.

Recordó que la máxima histórica para abril ocurrió en 1967, en la estación de Quinta Normal, con 32,2 °C. El promedio máximo de temperatura para Santiago en abril es de 22 °C (en marzo es de 26 grados centígrados).

Similar caso en Buenos Aires

Mientras en Chile el verano parece no retirarse, en Buenos Aires y otras zonas de Argentina también sufren de altas temperaturas en otoño. "En marzo, las máximas promediaron los 30 grados, cuando suelen rondar los 26", expresó el meteorólogo trasandino Pablo Lastra, refiriéndose a la Capital Federal y a la Provincia de Buenos Aires. La gente ha concurrido a las plazas para refrescarse, se explicó, pese a estar en otoño.

 

Comments are closed.