Diputados votan mayores exigencias para instalación de antenas de teléfonos celulares

“En los próximos cinco años la cantidad de antenas instaladas se duplicará, por lo que este proyecto que busca regular la actividad, no resulta extemporáneo”, señala la asesora legal de la SUBTEL en el informe de la Comisión de Transportes que comenzó a ser debatido por la Sala la semana pasada y que se votará este martes en la sesión de las 11 horas. Camara.cl, 06 de abril 2009.


El proyecto de ley (Boletín 4991) que regula la instalación de las antenas emisoras y trasmisoras de servicios de telecomunicaciones ingresó hace dos años a la Cámara de Diputados, pero el Gobierno cambió el texto original por una indicación en abril de 2008.

El nuevo texto reemplaza el aviso con que se notificaba a la Dirección de Obras Municipales respectiva, como requisito previo para la instalación de antenas, por una autorización que deberá entregar dicha repartición municipal.

Zona saturada

Asimismo, otorga a la Subsecretaría de Telecomunicaciones la potestad para declarar a una determinada zona geográfica del país como zona saturada de sistemas radiantes de telecomunicaciones, cuando la densidad de potencia por metro cuadrado exceda los límites que determine la normativa técnica dictada por la misma SUBTEL.

La nueva normativa propuesta acoge la inquietud que existe en la ciudadanía, sobre la prevención que debe existir para la salud de la población. Como consecuencia de ello, perfecciona la norma vigente sobre emisiones de campos electromagnéticos no ionizantes y las relativas a las condiciones de emplazamiento de las torres que soportan los sistemas radiantes.

Autorización de vecinos

El proyecto busca que los concesionarios privilegien como lugares de emplazamiento los espacios de uso público o bien aquellos terrenos susceptibles de mantener una distancia mínima con sus vecinos.

De no ser así, propone que el concesionario obtenga no sólo la autorización del propietario del terreno respectivo, sino también la de los vecinos colindantes.

Por otra parte, se exige como condición previa a la autorización de instalación de cualquier antena de telecomunicaciones, un informe técnico que indique los niveles de campo electromagnético en áreas cercanas a la antena propuesta.

Portal

También se crea un portal Internet en el que figurarán el detalle de las antenas instaladas en el país, con su respectivo posicionamiento geográfico, los niveles de radiación de las antenas instaladas y las antenas que están en trámite de autorización, todo ello a fin de que las personas puedan ejercer los derechos que la ley les confiere.

Finalmente, se incentiva a las empresas a que puedan celebrar acuerdos para el uso compartido de las torres soportes de antenas de telecomunicaciones, los que deberán ser promovidos y facilitados por la Subsecretaría de Telecomunicaciones.

Duplicación de antenas

La Asesora Legislativa de la SUBTEL, Vitalia Puga, señaló a la Comisión de Transportes de la Cámara que “en los próximos cinco años la cantidad de antenas instaladas se duplicará, por lo que este proyecto que busca regular la actividad, no resulta extemporáneo”.

El proyecto de ley dispone la intervención del Director de Obras Municipales, como una forma de reducir las discrecionalidades y tardanzas, y asegurar la objetividad en el proceso de autorización.

Subrayó Puga que en dicho procedimiento, la omisión por parte de la autoridad, su silencio ante una solicitud, tendrá efecto negativo, de forma que se entenderá rechazada la solicitud de la empresa interesada.

Acceso no está resuelto

En tanto, el Subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello, dijo que el acceso a las telecomunicaciones no está resuelta en los segmentos D y E de la población, que corresponde a más del 50% de los hogares chilenos. Por ello, recalcó que las tecnologías inalámbricas son las únicas que permitirán que en Chile haya una mayor competencia, más calidad, mayor acceso y menor precio.

Agregó, que la SUBTEL ha podido establecer que todavía falta un número importante de instalaciones inalámbricas en el país, por lo tanto, no es una solución que por la vía legal, o indirecta, se prohíba la instalación de redes inalámbricas.

A modo de ejemplo, señaló que existen cuatro mil (4.000) localidades que no cuentan con instalac iones telefónicas, de las cuales el Gobierno espera solucionar, dentro de los próximos dos años, ciento treinta y siete (137) localidades.

Comments are closed.