Entre críticas y loas, Barrick da luz verde a Pascua Lama

Gobierno destaca creación de 5 mil empleos, mientras ambientalistas acusan lobby comunicacional. Con una inversión cercana a los US$3 mil millones, la compañía canadiense decidió iniciar la construcción del polémico proyecto aurífero binacional. El Gobierno, en boca del ministro de Minería, defendió la institucionalidad de la iniciativa. La Nación, 08 de mayo 2009.


"Si yo fuera la dueña de la empresa hubiera empezado ya", sostuvo la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández hace unos días; su par chilena, Michelle Bachelet, también destacó el impacto positivo que la iniciativa tendrá en la generación de empleos. De esta forma, ambas mandatarias relevaron la importancia del proyecto aurífero binacional Pascua Lama, cuya construcción fue anunciada oficialmente ayer por la canadiense Barrick Gold Corporation, tras superar satisfactoriamente las últimas materias fiscales que estaban pendientes entre los gobiernos de Chile y Argentina.

"Se construye Pascua Lama, uno de los principales proyectos mineros de oro del mundo", confirmó la noche del miércoles Aaron Regent, presidente y CEO de Barrick. Con ello, se dio luz verde a un proyecto que movilizará recursos cercanos a los US$ 3 mil millones y que generará -en su etapa de levantamiento- unos 5 mil empleos, que se harán permanentes para 1.600 personas por a lo menos 25 años, tiempo calculado de vida útil para la mina ubicada en la cordillera entre las provincias de Huasco en Chile y San Juan en Argentina.

Se calcula además un promedio de producción anual de entre 750 y 800 mil onzas de oro y 35 millones de onzas de plata en los primeros cinco años y se anticipa un cash cost total de US$20-50 por onza. Esto la convertirá en una de las minas de oro de más bajo costo del mundo. El inicio de la producción se espera para comienzos de 2013.

Críticas

En Chile, el ministro de Minería, Santiago González, defendió la institucionalidad por la cual se aprueban los proyectos, saliendo al paso de las críticas ambientales a la ejecución de la obra. "Las iniciativas son sometidas a un riguroso estudio de impacto ambiental, en este caso han sido dos: el 2001 y el 2006. Además, se cuenta con un estudio aprobado en Argentina, por lo tanto, creemos que están dadas las condiciones para resguardar el medio ambiente.

En esa línea, aseguró que el Gobierno está abierto a conversar con las personas que quieren plantear inquietudes, pero "entendemos que existiendo una institucionalidad en el país, tenemos que apoyar las inversiones extranjeras y éstas son oportunidades que se deben aprovechar como país", esto en alusión a las plazas laborales que significará la iniciativa, (en una zona donde la cesantía supera el 12%).

El gerente de Comunicaciones de Barrick en Chile, Rodrigo Rivas, destacó que "hemos establecido una reunión de confianza con las autoridades y la comunidad, por lo cual "ellos estaban esperando la decisión que se está tomando hoy".

Explicó además que se comenzará a preparar la infraestructura de caminos, transmisión, campamento, servicios generales y la contratación de gente, "para que en septiembre o antes, dependiendo de las condiciones climáticas de la zona", se inicie la obra gruesa. Mientras tanto, Barrick sigue las negociaciones para obtener US$ 1.000 millones de financiamiento para el proyecto, el resto lo hará con capitales propios.

ILEGALIDAD
 
No es la primera vez que en el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) escuchan a Barrick pregonar la construcción de Pascua Lama. “En nueve años van seis o siete anuncios similares. La empresa dice “se construye”, pero no oficializa cuándo”, resume Lucio Cuenca, director de la ONG. Agrega que el proyecto presenta nuevas irregularidades en declaraciones de impacto ambiental -la última del 29 de abril por una mina de caliza-, por lo que estima que el anuncio “es una estrategia comunicacional” para conseguir financiamiento. “El proyecto original estimaba una inversión de US$950 millones y ahora va en tres mil millones”, dice. Esta vez, Barrick “muestra como señal el acuerdo tributario alcanzado (el 30 de abril) entre Chile y Argentina cuyos términos aún no se conocen”, acotan en el OLCA, donde también miran de reojo las reuniones “privadas y sin prensa” que los altos ejecutivos de la multinacional, Meter Munk y Aaron Regent, sostuvieron el 15 y 23 de abril con las presidentas de Argentina, Cristina Fernández, y de Chile, Michelle Bachelet, respectivamente, para apurar el acuerdo tributario. El rechazo al anuncio de Pascua Lama también provino del Observatorio Ciudadano. Nancy Yáñez, abogada del organismo, dice que el proyecto “es ilegal” por vulnerar los “derechos humanos de la comunidad diaguita de los huascoaltinos, la que ha concurrido a la Comisión Interamericana de DDHH, proceso que está pendiente de resolución”. Pendiente, además, está la aprobación por parte de la Dirección General de Aguas (DGA).

Comments are closed.