Expertos sondean áreas marinas que requieren protección

Taller organizado por el World Wildlife Fund (WWF). En las costas chilenas se encuentran poblaciones de ballena azul y zonas de nidificación de albatros y petreles de importancia mundial. El Mercurio, 08 de mayo 2009.


El golfo de Corcovado hoy es uno de los sitios con mayor concentración de ballenas azules a nivel hemisférico. Y casi rozando el extremo austral, las islas Diego Ramírez e Idelfonso sirven de lugar de anidación para la mitad de la población mundial de albatros.

Ambos lugares son ejemplos de escenarios que los científicos consideran que merecen alguna categoría de protección. Su identificación es el objetivo del "Taller de trabajo internacional de áreas marinas y costeras de alto valor en Chile Sur-Austral", convocado por el World Wildlife Fund (WWF).

Mario Gálvez, coordinador del programa marino de esa organización, explica que la idea es, primero, definir áreas y luego pensar en acciones de protección, que pueden ir desde zonas de conservación hasta regulaciones pesqueras. "Esto permitirá contar con un portafolio de sitios para poder presentar en el futuro a la autoridad", dice.

El trabajo abarca un área de 2.500 kilómetros cuadrados desde Maullín al Cabo de Hornos, incluyendo fiordos y canales interiores.

El biólogo marino Rodrigo Hucke-Gaete, paladín de la protección de la ballena azul desde que las encontró en el Golfo de Corcovado en 2003, cuenta que justamente está trabajando en un proyecto para detectar áreas marinas en la zona de Chiloé y Palena, y que el taller será un complemento para su tarea. En cuanto a otras especies en las que hay que fijarse, pone énfasis en las concentraciones de la escasa ballena franca austral en la isla Huafo y el archipiélago chilote, y la presencia de delfín chileno en las Guaitecas, bahía Tic toc y el archipiélago de los Chonos.

Javier Arata, del Instituto Antártico (Inach), apunta a los archipiélagos Diego Ramírez, Ildefonso y otras islas oceánicas. Los albatros de ceja negra y de cabeza gris tienen allí sus mayores sitios de nidificación a nivel global, mientras que también vive la más grande población de petrel azulado y 50% de los pingüinos penacho amarillo.

Otros investigadores presentes en el taller mencionan los frágiles corales de aguas frías en el fiordo Comau y las zonas de desove de la merluza sur austral en la isla de Guamblín.

Actualmente en Chile existen tres áreas marinas protegidas: Costa de Caldera, Bahía Mansa e isla Carlos III.

Comments are closed.