Marine Harvest alerta por norma que podría cerrar salmoneras que vulneren ley laboral

Álvaro Jiménez, director de la empresa para Chile y América. El ejecutivo también prevé que para las compañías pequeñas será difícil seguir operando y no descarta nuevas inversiones en el país. El Diario Financiero, 18 de mayo 2009.


La reforma a la ley de pesca y acuicultura que tramita el Congreso es considerada clave para la supervivencia de esta industria, ya que introduce nuevas normas sanitarias que favorecerán el combate del virus ISA, que ha diezmado la producción de peces en el sur. Sin embargo, la norma también introduce un polémico punto: aquellas empresas que vulneren la normativa laboral -como por ejemplo prácticas antisindicales- se exponen a la caducidad de la concesión. El director de Marine Harvest para Chile y América, Álvaro Jiménez, alerta sobre las potenciales consecuencias de esta indicación para la industria.

-¿Qué le parece esta indicación que caduca concesiones a firmas por problemas laborales?

"Me parece una locura, ya que le da una fragilidad absoluta a la industria. ¿Quién invertirá millones de dólares en este negocio si un par de infracciones, que de repente pueden ser hasta intencionales para empresas que tienen hasta cuatro mil trabajadores, los deja fuera del negocio? Las personas que hicieron estas indicaciones muestran su absoluto desconocimiento de la industria y de la realidad. Está bien que los empresarios deban arriesgar y ser emprendedores, pero hacerlo en una industria con esta fragilidad jurídica es insensato. Instalar en concesiones implica inversiones gigantescas de cientos de millones de dólares y con esto, ¿qué incentivo para invertir tendrá un empresario? Es una locura y atenta absolutamente contra el empleo y desarrollo de la industria".

-La industria enfrentará cambios. ¿Hay espacio para comprar salmoneras chicas?

"En la medida que las condiciones nacionales mejoren, por supuesto. Ésta es una compañía internacional que ha tenido buenos resultados afuera y, de todas maneras, le interesa mantenerse en el largo plazo. Por lo demás, creo que para las compañías muy pequeñas va a ser difícil operar, porque se necesita una logística especial. El día que podamos ponernos de acuerdo y que seamos capaces de controlar esto, nuestra compañía va a ser la primera en ver nuevas inversiones en el país. Pero mientras la empresa no vea la luz al final del túnel no va a comprar".

-¿El proyecto de ley acuícola ayudará a la industria?

"El proyecto es urgente para nosotros. Y estamos esperanzados en que este marco regulatorio nos permitirá salir un poco más rápido de los problemas. Va a haber un ordenamiento del trabajo y de evitar las externalidades negativas que tenemos entre nosotros mismos como salmoneros. De hecho, creemos que si estas regulaciones las hubiésemos tenido hace cuatro años, lo más probable es que no estaríamos en el punto que estamos hoy día. La infraestructura en Chile no es la más idónea para el cultivo de peces, y eso dificulta aún más todo el proceso. Y creemos que la fiscalización de enfermedades de orígenes distintos, no fue la suficiente. La industria fue víctima de su propio éxito, y ha tenido una legislación que era muy adecuada probablemente cuando Chile producía 50 mil o 100 mil toneladas, pero no produciendo 500 mil toneladas, y en circunstancias de que los organismos fiscalizadores no tenían ningún recurso. Fuimos poco provisorios y hubo un divorcio entre la ciencia y la producción. La producción avanzó mucho más rápido que la ciencia, y más veloz que los organismos del Estado, encargados de fiscalizar".

-¿Cuántos despidos ha tenido la empresa?

"Entre 2008 y 2009 hemos bajado un 50% el personal de la empresa, que son más de dos mil personas. Y lo más probable es que si caemos sobre un 50%, la industria va a perder un número parecido de gente. Los ciclos del salmón son bastante largos, no son cortos. Aunque mejoren todas las condiciones en forma instantánea, no significa que el 2010 vamos a tener más pescado, a lo mejor el 2011. Para volver a crear esta biomasa, se va a necesitar una inyección de dinero gigantesca. Entonces la recuperación no puede ser demasiado rápida, nos vamos a demorar un montón de años".

Los que hicieron estas indicaciones muestran total desconocimiento de la industria y de la realidad".

Dos empresas suman pérdidas por US$ 32 millones a marzo

Las empresas salmoneras Multiexport y Pesquera Yadrán acumulan pérdidas por US$ 32 millones en lo que va del año. Estas se comparan negativamente con las mermas por US$ 5,4 millones que tuvieron en igual periodo de 2008.

Invertec aún no informa sus resultados, mientras que AquaChile no está entregando información luego de que suspendiera su apertura a bolsa.

Yadrán, ligada al empresario Felipe Briones, explicó en su análisis razonado que "tiene riesgos que se podrían catalogar como inferiores al resto de la industria", la que desde el año 2008 se ha visto afectada por el virus ISA, y a principios de 2009 por el bloom de algas.

Por su parte, Multiexport -ligada a José Ramón Gutiérrez, Martín Borda, Alberto del Pedregal y Carlos Pucci- destacó que durante los dos primeros meses del año 2009, las exportaciones mundiales de productos salmónidos de cultivo han disminuido en un 2,6% respecto a igual periodo de 2008 influidas, principalmente, por menores volúmenes exportados de Chile, que han caído un 7,8%.

Las exportaciones del resto de los países productores, precisó, muestran un crecimiento de 2%.

En su conjunto, y principalmente como efecto del ISA, las empresas salmoneras suman deudas por más de US$ 1.600 millones. Las negociaciones entre las compañías acuícolas y los bancos -para el otorgamiento de nuevos créditos- han avanzado en las últimas semanas. Pero han sido dos puntos los que han retrasado las firmas de los contratos: la propuesta de que las acciones queden prendadas hasta la cancelación de la deuda y el tema de las concesiones acuícolas.

Sin embargo, se espera que la promulgación de la nueva ley agilice las negociaciones, por cuanto la normativa permitirá usar las concesiones como garantías.

Comments are closed.