“No habrá razón ética ni legal que justifique la no utilización del gas natural”

Ana Lya Uriarte responde a los industriales y adelanta nuevas normas ambientales para este sector.; El Diario Financiero, 18 de mayo 2009.


La ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, dio un nuevo paso en su arremetida para mejorar la calidad de aire. A la exigencia que hizo la semana pasada a los industriales de la Región Metropolitana para que en lo inmediato contraten gas natural licuado (GNL) del terminal de regasificación Quintero y así puedan usarlo a partir de agosto, se suma ahora el anuncio de una nueva norma dirigida a este mismo segmento.

La secretaria de Estado anunció que  regularán la operación de los equipos electrógenos a diésel que fueron instalados masivamente por las industrias para autoabastecerse de electricidad cuando,  en medio de la crisis energética, un racionamiento era inmimente.

Uriarte explicó que la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) detectó que muchos de estos equipos están siendo utilizados para reducir los costos de energía de las empresas, sin considerar el impacto ambiental asociado al uso de un combustible que es más contaminante.

Al tiempo que respondió al llamado a la calma que efectuó la Sofofa ante la exigencia de usar GNL, la secretaria de Estado explicó que la norma para los motores tendrá carácter nacional e implicará la revisión de más de 5.000 unidades que representaron importantes inversiones, que sólo en la minería, por ejemplo, bordearon los US$ 300 millones.

-¿Que le pareció el llamado a la calma por parte de los industriales frente al uso del GNL?

-Sobre este punto no existen incertidumbres. El terminal de GNL en Quintero estará listo en agosto próximo, y para proveerse de gas las industrias tienen que actuar con anticipación y ser proactivas, dando una auténtica señal de compromiso con la Región que las alberga. Estamos apelando a la responsabilidad de las industrias, ya que las resoluciones de calificación ambiental exigen su reconversión al gas una vez que esté disponible.

-Pero las empresas han hablado de problemas técnicos para cumplir en esa fecha

-No existirá razón alguna que justifique, ni ética ni legalmente, la no utilización del gas natural.

-¿Pese a que estiman que no será suficiente para todos?

-Hay garantías de que el suministro llegará en la cantidad suficiente, con la calidad adecuada, de manera diversificada y con precios competitivos. Existiendo gas disponible, estarán obligadas las industrias y centrales eléctricas, a operar con este combustible limpio, y habrá procesos de fiscalización, los que podrían derivar en procesos sancionatorios.

El peligro de los motores de respaldo

 -¿En qué consistirá el proyecto que regula los grupos electrógenos?

-El gobierno está preparando una normativa para estas unidades a fin de regular sus emisiones, cuestión que naturalmente se relaciona con la calidad del aire en cualquier lugar en que estos funcionen, particularmente en la Región Metropolitana. Esto, porque según estudios realizados en los últimos años ha habido un incremento muy importante de estos equipos, pasando desde aproximadamente un centenar -en el año 1998- a tener, a la fecha, más de cinco mil unidades.

-¿Qué unidades serán reguladas?

– Se trata de generadores a diésel que fueron instalados para abastecer una instalación productiva, que funcionan al interior de los recintos, sin importar su tamaño, lo que considera también a las mineras. No estamos considerando las turbinas de emergencia que despachan energía a los sistemas interconectados.

-¿Cuál será el criterio con que se aplicará la norma?

– Hemos pensado en la estructuración de la norma y nos interesa abordar una doble distinción: reconocer y diferenciar entre los motores que son de respaldo para horas punta y aquellos grupos electrógenos que son utilizados en emergencias de corte de suministro eléctrico, porque se trata de situaciones completamente distintas y por otra parte, distinguir entre los equipos nuevos y los existentes.

-¿Por qué el énfasis en las horas punta?

-Vamos a exigir que los equipos cuenten con un aparato que registre las horas de uso, porque nos interesa saber si de lo que estamos hablando es de un industrial que pretende rebajar costos sobre la base de evitar pagar en horas punta el costo más alto que tiene la energía, sobre la base de un combustible que es más barato, pero en términos ambientales es altamente contaminante.

-¿Han detectado abuso en el uso de estas unidades?

-Queremos evitar contaminación del aire en aquellos casos en que esté motivada por un excesivo afán de lucro que pretenda ahorrar costos a costa de la calidad del aire de todos los chilenos.

-¿Por qué pensar en una norma nacional?

-Dados los escenarios de contaminación del aire en distintas regiones del país, resulta conveniente hacer una regulación de carácter nacional respecto de estos grupos, fijando valores máximos que se van a exigir y que dicen relación, fundamentalmente, con la concentración de material particulado.

-¿Qué plazos manejan?

-Durante el primer semestre haremos el llamado a licitación del estudio que definirá los niveles máximos que aceptaremos y esperamos tener un anteproyecto dentro de este año.

Comments are closed.