Solicitan al Gobierno declarar al sur como zona de catástrofe por crisis en la acuicultura

El senador Antonio Horvath, quien preside la Comisión de Pesca, dijo que los principales centros acuícolas ya han despedido 27 mil personas a consecuencias de los problemas con el virus ISA. El Mercurio Online, 7 de mayo 2009.


Un oficio a los ministros del Interior, Edmundo Pérez Yoma y del Trabajo, Claudia Serrano, envió el senador de Renovación Nacional Antonio Horvath con el fin de pedir que se declare como zona de catástrofe a las regiones X, XI y XII a raíz de la grave crisis que se vive en el sector de la acuicultura.

El parlamentario quien preside la Comisión de Pesca, señaló que "hasta el momento, los antecedentes que manejamos es que los principales centros salmoneros y acuícolas han despedido a unas 27 mil personas y esa cifra podría alcanzar las 30 mil antes de fin de año, lo que supera la situación vivida con el volcán Chaitén".

Precisó que la Comisión ha realizado varias rondas de audiencias públicas para analizar las posibilidades de reconversión laboral y la crisis en la industria salmonera y la acuicultura en general que surgió por el hallazgo del virus ISA y la crisis financiera internacional.

En esa línea, la instancia pidió a los ministros del Trabajo, Claudia Serrano y de Hacienda, Andrés Velasco que contesten una serie de inquietudes sobre la implementación de los programas de ayuda al sector, ya que "de acuerdo las organizaciones sindicales de las salmoneras muchos de los compromisos asumidos por el Ejecutivo no están llegando a los 5 mil trabajadores en condiciones más vulnerables".

Cabe señalar que el Gobierno destinó recursos por más de US$8 mil millones para apoyar a unos 5 mil trabajadores afectados por la crisis de la industria salmonera. Los recursos que comenzaron a ser implementados cubren cuatro líneas de acción: emprendimiento, empleos directos, intermediación laboral y capacitación.

Sin embargo, el senador Horvath explicó que "estos programas tendrían una cobertura de apenas el 32% del universo total de trabajadores despedidos por la industria acuícola y aún así, muchas ayudas no llegan o no se pueden hacer efectivas por diversas razones".

Entre ellas se cuenta que "hay muchas mujeres o trabajadoras que están en Dicom y otras que no tienen acceso a las guarderías infantiles que se disponen para sus niños, por ello estamos solicitando que los planes pro ayuda se empiecen a aplican directamente".

 

Comments are closed.