Bancos piden 100% de acciones en garantía a las tres principales firmas salmoneras

Como requisito para el refinanciamiento de sus pasivos, que en total suman cerca de US$ 700 millones. El Diario Financiero, 01 de julio 2009.


En medio de intensas negociaciones entre los bancos y tres de las principales empresas salmoneras del país, las entidades financieras pusieron sobre la mesa sus condiciones para repactar los pasivos y garantizar que recuperarán los recursos que prestaron a la industria acuícola.

Según comentaron altas fuentes del sistema financiero, durante los últimos días los bancos acreedores propusieron a las tres principales salmoneras locales, AquaChile, Multiexport e Invertec Pesquera Mar de Chiloé (Invermar), reprogramar su deuda –las tres suman pasivos por unos US$ 700 millones- a cambio de la entrega del 100% de sus acciones en garantía.

Explicaron que pese a que aún no se firman las repactaciones, la banca exigiría esta condición para sellar el acuerdo.

Eso sí, indicaron que las entidades financieras alzarán un 49% de estas prendas accionarias, una vez que se promulgue el proyecto de ley que modifica la Ley General de Pesca y Acuicultura -que se discute en el Congreso- y que, entre otras cosas, permite a las empresas salmoneras dejar sus concesiones acuícolas como garantías ante los bancos.

El 51% restante de las acciones quedará en manos de la banca hasta que dichas compañías comiencen a mostrar una mejora en sus resultados y demuestren una viabilidad en el mediano plazo, afirmaron fuentes del sistea financiero. De este modo, los títulos de dichas salmoneras se irán devolviendo paulatinamente en la medida que su situación financiera muestre mejores cifras.

Los flujos de la industria salmonera se verán impactados por una caída de 50% en la producción de salmón del Atlántico -que representa el 75% de las exportaciones del sector- a raíz del virus ISA, y a una menor siembra de peces como medida de precaución sanitaria, según han estimado al interior de las mismas empresas.

 

Las otras garantías

En la industria recordaron que los bancos ya poseían en garantía otros activos.

Pecisaron que la biomasa, es decir, los peces que se encuentran en los centros de cultivo, ya fueron otorgados en prenda a la banca. A lo anterior, se suman otras propiedades, como las plantas de producción, las jaulas de las salmoneras y los denominados pontones, que corresponden a casas flotantes que operan junto a los centros de cultivos y que se utilizan como oficina o albergue para los trabajadores.

Otro de los puntos que han sido colocados sobre la mesa se refieren al modelo productivo de la industria salmonera. En ese sentido, las fuentes señalaron que algunos bancos han cuestionado el actual sistema y buscarían proponer cambios para asegurar un adecuado funcionamiento de las empresas.

Sobre esto último, en la banca señalan que por el momento “habrá que esperar cómo sale ley para ver si los cambios en el modelo de producción de la industria son suficientes para que sea viable en el mediano y largo plazo”, señala un alto ejecutivo del sector.

Pese a lo anterior, aseguran que estas últimas garantías no tienen mayor relevancia en relación con las prendas accionarias. De hecho, esta última ha sido la principal piedra de tope en las negociaciones, sobre todo con AquaChile.

Sin embargo, otras compañías como Invermar, ligada a la familia Montanari, han mostrado su disposición a dejar sus acciones como garantías.

 

 

Comments are closed.