Bancos se cierran a opción de condonar parte de la deuda de industria salmonera

Aún queda una veintena de compañías acuícolas que deben llegar a acuerdo con el sistema financiero. El Diario Financiero, 10 de junio 2009.


Bastante duras se han tornado las negociaciones entre la banca y la principal salmonera de capitales chilenos, AquaChile -perteneciente a las familias Puchi y Fischer-, luego que las entidades financieras le negaran la posibilidad de condonar un porcentaje de sus pasivos, que en total superan los US$ 382 millones. Esto, considerando que en los últimos días trascendió que la compañía pretende que sus acreedores realicen un descuento a sus pasivos.

El gerente general del BCI, Lionel Olavarría, reconoció que la posibilidad de condonar parte de la deuda a las salmoneras, tal como lo habría solicitado AquaChile, “no la hemos considerado en las conversaciones”.

Agregó que “las reprogramaciones son muy complejas y no pasan por lo que el BCI pueda hacer. Hasta la fecha, ningún convenio de reprogramación considera la condonación de deudas”.

El BCI es el mayor acreedor de AquaChile, con pasivos cercanos a US$ 84 millones.

La postura de Olavarría es compartida por otros actores del sector financiero.

Un alto ejecutivo de otro banco nacional explicó que, en caso de perdonar parte de la deuda de AquaChile, las otras 20 empresas salmoneras que están negociando sus pasivos con los bancos buscarían llegar a acuerdos similares con sus acreedores, lo que -indicó- no sería aceptado por las instituciones financieras.

Un conocedor de estas tratativas indicó que los bancos “no quieren abrir puertas que no saben dónde los llevarán” y reconoció que tanto dichas instituciones como al interior de las empresas salmoneras están mirando con “detalle” el estado de las negociaciones de AquaChile, porque podrían influir en otros acuerdos financieros.

Un alto ejecutivo de una salmonera que se encuentra en proceso de renegociación manifestó que en caso de que la empresa de las familias Puchi y Fischer logre reducir el monto de sus pasivos, “toda la industria querrá tener algo también y, tal vez, convendría seguir esperando antes de cerrar los acuerdos”.

“Puede que este caso permita mejorar las condiciones de deudores menores”, enfatizó la fuente.

El gerente general de BCI, por su parte, afirmó que “se está avanzando muy bien” en los convenios para el sector salmonero, pese a que algunos acuerdos  “listos para firmar” se han tenido que revisar debido a que -explicó- “se ha tratado de generar condiciones similares para deudores que tienen situaciones muy distintas”.

En efecto, cuando se iniciaron las conversaciones para la renegociación de pasivos de las salmoneras con la banca, los gremios de ambos sectores -SalmonChile y la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras- trabajaron en conjunto para elaborar propuestas de refinanciamiento para cada caso.

Sin embargo, al interior del gremio salmonero explicaron que “las conversaciones rápidamente quedaron radicadas entre los ejecutivos financieros de los bancos y los gerentes generales de las empresas”.

Invermar y Multiexport avanzan

Camino a concluir se encuentran las negociaciones de las salmoneras Multiexport, ligada a Martín Borda y José Ramón Gutiérrez; e Invermar, de la familia Montanari.

En el caso de esta última salmonera, fuentes al interior de los principales bancos acreedores manifestaron que estaría ad portas de cerrar los acuerdos de renegociación de sus pasivos. Incluso, precisaron que podrían concluir esta semana. Las mismas fuentes señalaron que Multiexport también podría cerrar convenios en los próximos días.

Trascendió que, en el caso de ambas compañías, los aspectos técnicos de la renegociación, como la tasa de interés y el período de gracia de pago ya están definidos. Sólo resta, agregaron las fuentes, la revisión de los aspectos legales del acuerdo, lo que está siendo estudiado por los abogados de ambas firmas.

Comments are closed.