Comisión de Pesca realizará sesión en terreno en Puerto Montt y Aisén

La instancia que preside el senador Antonio Horvath se reunirá el próximo 22 y 23 de junio, con las organizaciones de pescadores artesanales y sindicatos de la acuicultura, en el marco de la tramitación del proyecto que modifica la Ley General de Pesca, en materia de concesiones acuícolas. Senado.cl, 18 de junio 2009.


Con el fin de escuchar a los distintos actores involucrados en el proyecto, en segundo trámite, que aborda el modelo de operación de los centros acuícolas los senadores Antonio Horvath, Carlos Bianchi y Camilo Escalona, presidente e integrantes de la Comisión de Pesca, respectivamente, tienen previsto viajar el próximo lunes 22 y martes 23 de junio a Puerto Montt y Puerto Aisén.

Así lo confirmó el senador Horvath quien explicó que se reunirá con los distintos sindicatos y organizaciones de pescadores artesanales de la zona, ya que "les ha sido difícil llegar hasta el Congreso para dar a conocer sus inquietudes respecto de este proyecto de ley".

Cabe recordar que, la Comisión de Pesca ha realizado una ronda de audiencias públicas con los representantes del Ejecutivo, de las empresas acuícolas, organizaciones medioambientales y con los representantes de las instituciones financieras y bancarias para escuchar sus opiniones sobre esta iniciativa y consensuar con el Ejecutivo un texto legal que permita dar viabilidad al proyecto, ya que tal como está "no tiene los votos en la Comisión".

El parlamentario, precisó que "las propuestas de la instancia apuntan a lograr una mayor fiscalización en terreno de modo que sea eficaz, preventiva e independiente de las empresas. Asimismo se propone cambiar el concepto de barrios acuícolas por áreas de manejo sanitario y especificar las compatibilidades e incompatibilidades de esta actividad con la pesca artesanal, el transporte marítimo y el turismo.

El senador Horvath agregó que "también queremos que el Ejecutivo se comprometa a tramitar en forma expedita el proyecto que mejora la institucionalidad pesquera y dar garantías a la zonificación del borde costero, otorgarle rango legal de modo que se garantice la armonización de la acuicultura con otras actividades y áreas, pues ya han habido conflictos y queremos resolverlos".

En cuanto al medio ambiente, la Comisión de Pesca propone definir las densidades, la capacidad de carga, las normas de bioseguridad y las barreras sanitarias para los centros acuícolas.

Por otro lado, en materia de garantías se incluye la necesidad de reactivar las concesiones acuícolas dando prioridad a los actores actuales, incluir las concesiones marítimas, los recursos, las cuotas de pescadores artesanales y los atractivos turísticos.

Asimismo se contempla un estatuto especial de trabajo con normas de capacitación, bioseguridad, continuidad y derechos laborales.

REPRESENTANTES DE LA BANCA

El senador Horvath informó que los representantes de la banca expresaron ante la Comisión que "ellos son socios virtuales de la acuicultura y, por lo tanto, no les interesa embargarlos ni pagarse de sus deudas, sino más bien asistir el proceso de recuperación de esta actividad".

En ese sentido manifestaron la urgencia de aprobar este proyecto para abrir un flujo financiero, sin embargo, "en la Comisión le hicimos presente que junto con valorar el estudio nosotros estamos actuando con celeridad aumentando el numero de sesiones de análisis y creemos que durante la primera semana de julio estaría en condiciones de ser votado en general por la Sala del Senado para abrir un plazo breve de indicaciones", dijo el senador Horvath.

Cabe señalar que, las empresas salmoneras enfrentan deudas por US$2.000 millones y una fuerte caída de su producción debido al virus ISA. Por estas razones, la iniciativa apunta a lograr un mejoramiento en las condiciones ambientales y sanitarias en que se desarrollan las actividades acuícolas, mediante las áreas de manejo sanitario.

Asimismo otorga los mecanismos adecuados para facilitar y otorgar certeza a la constitución y ejecución de garantías sobre las concesiones y autorizaciones de acuicultura.

También fortalece las facultades fiscalizadoras del Servicio Nacional de Pesca en relación a la actividad acuícola, de modo de contar con los instrumentos adecuados que permitan controlar eficazmente el cumplimiento de las disposiciones ambientales y sanitarias que deben cumplir los centros de cultivo y prevenir situaciones como las producidas por el virus ISA.

 

Comments are closed.