Compleja contaminación

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora del Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en diario La Nación el 12 de junio de 2009.


En los últimos días Santiago ha vivido una situación compleja en términos de contaminación del aire por las malas condiciones de ventilación y la falta de lluvias. Pero, sobre todo, por la ausencia de políticas efectivas para disminuir los niveles de polución de la capital. Ante esto, la respuesta del recién estrenado director de Conama-RM ha sido que los datos objetivos evidencian los avances de los gobiernos de la Concertación en solucionar este problema. Le informo a Alejandro Donoso que esos mismos datos muestran que desde 2000, Santiago registra un estancamiento en la disminución de los niveles de material particulado, un alza de los episodios críticos, con peaks cercanos a la emergencia y, en términos del promedio anual, estamos lejos de cumplir la norma. En el caso del ozono poco y nada se ha hecho.

Como bien señala Donoso, es un problema técnico en el que intervienen muchas instituciones públicas y privadas que tienen visiones e intereses contrapuestos al objetivo central del plan de “proteger la salud de la población”. Por eso, más que un cambio de personas, lo que Santiago necesita es una autoridad política con poder real y el respaldo directo de la Presidenta, y que tenga, más allá de cualquier cálculo político, el poder y las herramientas para coordinar todas las políticas regionales y tomar las medidas necesarias -políticas, técnicas y económicas- para que Santiago pueda disfrutar de un aire respirable.

Con su actuar diario, sin embargo, las autoridades evidencian no entender que está en juego la salud de toda la población.

Comments are closed.