Gobierno cambia plan antiesmog y admite que no se cumplirán metas previstas para 2011

El nuevo Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) de Santiago ya fue enviado a la Contraloría. El Material Particulado grueso y el Ozono siguen sin cumplir con las normas.; El Mercurio, 30 de junio 2009.


El Gobierno debió reformular el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) de Santiago, ya actualizado en 2003, porque sus medidas no permitían cumplir las metas previstas para 2011.

Los incumplimientos se refieren a dos contaminantes, el Material Particulado grueso (MP10) y el Ozono Troposférico (O3), que están hoy en niveles de saturación (ver infografía).

El texto reformulado del PPDA -al que "El Mercurio" tuvo acceso exclusivo- fue enviado a la Contraloría el 10 de junio y lleva la firma de la Presidenta Bachelet y de 13 ministros.

Expresa que entre 1997 y 2006 el MP10 se redujo en el 57% del total requerido para cumplir con la norma anual y en el 50% necesario para la diaria.

Tampoco cumple la norma el O3, pues en el período evaluado se logró una reducción de 32% del total necesario para alcanzar la norma de 8 horas vigente.

Una evolución más positiva exhibe el Dióxido de Nitrógeno (NO2), que ya no está en estado de latencia. El Monóxido de Carbono (CO), en tanto, ya no está al borde de la saturación para su norma de 1 hora, pero sigue en latencia para la de 8 horas, explica el texto PPDA.

"A pesar de los avances obtenidos tras la aplicación de los instrumentos vía Decreto Supremo Nro. 16 de 1998 y su actualización a través del Decreto Supremo Nro.58 de 2003, se ha determinado que con las medidas actualmente vigentes no es posible alcanzar las metas de calidad del aire comprometidas al año 2011 para los contaminantes que todavía presentan niveles de saturación como el MP10 y el Ozono", dice el documento.

La actual norma MP10 es clave para los habitantes de Santiago porque revela los niveles de esmog y fija restricciones para la ciudad en función de los episodios críticos que decreta la Intendencia Metropolitana.

Las principales medidas propuestas por el nuevo PPDA buscan controlar las emisiones del transporte, mejorar los combustibles, fijar metas de reducción de emisiones en la industria y crear una regulación específica para el uso de leña y calefactores a nivel residencial en zonas urbanas de Santiago.

Reflotan criticado plan Santiago Verde de ex intendente Barrueto

Chispas, por decir lo menos, está sacando el reflotamiento del programa "Santiago Verde", del ex intendente Víctor Barrueto. La iniciativa, insertada ahora en el PPDA, apunta a reforestar 1.800 hectáreas en la Región Metropolitana hasta el año 2011, pero los consejeros regionales acusan que no tiene financiamiento público.

Cuando Barrueto lo anunció, a fines del 2006, en el Palacio Hidalgo del cerro Santa Lucía, sostuvo que para ejecutar su plan de arborización se necesitaba asignar unos 7 mil millones de pesos anuales.

La cifra incluye una plantación inicial de 100 mil árboles al año y pasar luego a 250 mil, de modo de cubrir unas 300 hectáreas de superficie cada 12 meses.

Para el presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Consejo Regional (Core), Félix Viveros (RN), el plan en cuestión es sólo "fuegos de artificio", pues el gobierno central no asignó los fondos públicos para financiarlo en los años 2007 y 2008. "Hay que ser franco, y hasta ahora Santiago Verde ha sido verso. No se han cumplido las metas", acusó.

El consejero Leonardo Grijalba (DC) informó que durante el presente año el Core sólo ha aprobado unos 1.400 millones de pesos para la recuperación del terreno del ex vertedero de Lo Errázuriz, en la comuna de Estación Central, para convertirlo en un parque.

"El Mercurio" requirió una respuesta de la Intendencia Metropolitana por este tema, pero no la hubo.

"La autoridad no toma el toro por las astas"

El presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, Roberto Sepúlveda, estimó "decepcionante" el plan del Gobierno para limpiar el aire de Santiago. A su juicio, el PPDA no contiene medidas efectivas para ese objetivo, incluido el plan "Santiago Verde", que, dijo, son sólo buenas intenciones.

Para Sepúlveda, parte del problema es que el Gobierno no ha prohibido usar leña en los meses de invierno, no restringió a industrias contaminantes como la central Nueva Renca y el lavado de calles se hace con maquinaria antigua que contamina.

"Hubo medidas anunciadas para 2004 y para 2006 que no se cumplieron. Tampoco se lograrán las fijadas para 2011. Tendremos que hacer una nueva actualización del plan de descontaminación en dos años más. Nuevamente, la autoridad no toma el toro por las astas", fustigó.

 

Comments are closed.