Grandes forestales chilenas se suman a proceso de certificación ambiental

Manejo responsable de los recursos. Andre de Freitas, director internacional de FSC, una de las mayores empresas de certificación, dice que la relación con las comunidades indígenas será uno de los principales desafíos al que deberán hacer frente las compañías. El Mercurio, 12 de junio 2009.


Ser una empresa social y ambientalmente responsable no está alejado del objetivo de ser económicamente viable. Esa es la opinión de Andre de Freitas, director ejecutivo de FSC, una de las mayores empresas de certificación forestal en el mundo, con sede en Bonn, Alemania.

Según explica De Freitas, el objetivo de la certificación FSC es promocionar el manejo responsable de los recursos forestales. Y esto incluye monitorear si las empresas cumplen con las leyes del país y respetan aspectos medioambientales, entre otros. Las que cumplan con los estándares reciben el sello de la empresa y se unen al grupo de empresas FSC, que incluirá en el futuro a las forestales Mininco y Arauco. Éstas se sumarán a otras que ya lo han obtenido, que incluye a Monte Águila de CMPC, Masisa, Forestal Comaco y Bosque Cautín.

Más de 110 millones de hectáreas de bosque en el mundo ya están certificadas por FSC. Desde las invitaciones que envió Barack Obama al asumir la presidencia hasta los catálogos de Victoria’s Secret ya cuentan con este sello.

-¿Por qué a una empresa le puede interesar obtener una certificación FSC?

"En un país que vive del comercio internacional como Chile, en un momento determinado, con el desarrollo del mercado, la calidad de los productos dejó de ser suficiente para encontrar compradores. Ahora los clientes quieren saber qué hay detrás de los productos, qué hay detrás de las gestiones productivas. Y la certificación es una herramienta de mercado, que ayuda a comercializar los productos. Hay grandes compañías -como Ikea o Home Depot- que tienen políticas determinadas y prefieren productos que tienen certificación FSC. Y si se tiene este sello, se puede empezar a trabajar con ellos".

-¿Cuáles son los mayores problemas que tienen las empresas chilenas para conseguir una certificación FSC?

"Un desafío particular es la relación con las comunidades locales e indígenas. Creo que eso es histórico para el sector forestal en Chile. Ha habido avances, pero creo que eso va a ser uno de los desafíos. Sobre todo en el sur, donde hay poblaciones indígenas que están de alguna manera relacionadas con las forestales. Pero en cuanto al uso de tecnologías, Chile tiene un reconocimiento mundial".

-Actualmente se está discutiendo un Código de Conducta Responsable, basado en el Convenio 169 de la OIT, para abordar el tema indígena. ¿Podría esta norma ayudar a hacer frente a este desafío?

"No conozco bien esta normativa, pero creo que sí puede ayudar. Nuestros principios y estándares están basados en convenios internacionales. Nuestros estándares incluyen el respeto del uso de los recursos de los pueblos indígenas, el respeto al conocimiento de los pueblos tradicionales y también el respeto frente a las áreas de uso indígena. En este punto, si se utilizan tierras de uso indígena, debe haber una autorización de parte de los pueblos indígenas".

-¿Los mayores costos que implica adaptar los procesos productivos podrían comprometer el desarrollo de las empresas?

"Que el desarrollo se opone a la sustentabilidad, es un debate del pasado. Hoy se asume que el desarrollo sin sustentabilidad no es desarrollo. Nosotros trabajamos con certificados que tienen un estándar general y en cada país se hace un proceso de discusión local sobre los estándares adecuados para la realidad local. Y el marco internacional asegura un nivel de consistencia bueno, pero nos permite flexibilidad para la realidad local".

-¿Qué metas tienen a corto plazo?

"Queremos llegar a tener 130 millones de hectáreas certificadas, contra las 110 millones que tenemos hoy".

"Que el desarrollo se opone a la sustentabilidad, es un debate del pasado. Hoy se asume que el desarrollo sin sustentabilidad no es desarrollo".

 

Comments are closed.