No hay acuerdo sobre el futuro de la caza de ballenas

Reunión Anual de la CBI discutirá en 2010 si autoriza su captura comercial. El chileno Cristián Maquieira, elegido nuevo presidente de Comisión Ballenera, espera que en 2010 logren el tan esperado nuevo compromiso para reglamentar su caza y conservación. La Nación, 26 de junio 2009.;


La Comisión Ballenera Internacional (CBI), formada por 85 países, concluyó ayer su reunión anual sin acuerdo sobre la posible reanudación de la caza de cetáceos y con la elección del chileno Cristián Maquieira como nuevo presidente.

Detractores y defensores de la caza del mamífero marino, que sigue siendo víctima de los arpones pese a la moratoria aprobada por la CBI en 1986, optaron por prolongar un año más las discusiones sobre las condiciones para volver a autorizar su captura comercial.

También quedó pospuesta para la próxima reunión anual, que se celebrará en Agadir, Marruecos, en 2010, la posible creación de un nuevo santuario de ballenas del Atlántico Sur, defendida por los países latinoamericanos.

El nuevo presidente del organismo, que permanecerá tres años en el cargo y sustituye al estadounidense Bill Hogarth, dijo a EFE que confía en que a lo largo del próximo año se logren consensos para avanzar en los temas que tiene planteados la CBI.

La creación de un grupo de trabajo para definir las bases y objetivos futuros del organismo, creado en 1946, fue el avance más significativo de la reunión, celebrada desde el lunes en la isla lusa de Madeira.

Tras la reunión de Funchal, la capital de Madeira, aún quedan sobre la mesa temas tan polémicos como la caza por parte de Japón de unas 1.000 ballenas anuales para "fines científicos", permitidos por la moratoria de la CBI y muy criticados por los ecologistas.

También se pospuso por falta de consenso otra de las propuestas más criticadas por los detractores de la caza, presentada por Dinamarca para aumentar hasta diez la cuota anual de ballenas jorobadas atribuida a los nativos de su territorio autónomo de Groenlandia.

DATOS
 
– 1400 millones de euros y 13 millones de personas de 119 países, en 2008, generaron el turismo relacionado con la observación de cetáceos según datos del Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales y su Hábitat que presentó el ministro de Medio Ambiente de Australia, Peter Garrett.

– 200 ejemplares de ballenas son cazadas cada año, pese a que esta actividad está suspendida oficialmente desde 1986
 
 

Comments are closed.