300 millones de toneladas de plástico al año ahogan al mundo

Los datos de más de 60 estudios científicos compilados alrededor del mundo son determinantes: el plástico —ocupado en celulares y computadores, hasta cascos de bicicleta y bolsas de suero en los hospitales— ha dejado dañinas huellas en el medio ambiente y quizás también en la salud de los humanos.;La Segunda, 07 de julio 2009.


La evidencia muestra que el material químico que es base del plástico (y que lo hace tan versátil) puede ser tan dañino para el ambiente como para la salud.

No es desconocido que “uno de los cambios más transversales y de larga duración que ha sufrido la superficie del planeta es la acumulación de plástico”, precisa David Barnes , uno de los autores e investigador del “Estudio Británico en la Antártica”.

Desde que comenzó su producción masiva en los años 40, este material ha adquirido un estatus esencial en la sociedad.

Sólo en esta década se producirá el plástico generado en todo el siglo XX.

El próximo año se producirán 300 millones de toneladas de plástico alrededor del mundo. Y la cantidad de plástico manufacturado de los primeros 10 años de este siglo alcanzará el total de la producción del siglo pasado.

Cada vez hay más evidencia de que sus componentes químicos, absorbidos por el cuerpo humano, crean alteraciones y sus desechos envenenan la vida salvaje y las aguas subterráneas.

Muchas veces al día los organismos vivos están expuestos a sus químicos a través del aire, polvo, agua, los alimentos y el consumo de productos.

Por ejemplo, el dietil ftalato se utiliza para dar mayor flexibilidad al plástico en la elaboración de suelos de vinilo y empapelado de paredes, envoltorio de comida y equipo médico. ¿Los afectados? Ocho de cada 10 recién nacidos y casi todos los adultos tienen cantidad mesurable de este compuesto en su cuerpo.

Además, el bisphenol A (BPA), que se encuentra en las botellas de policarbonato y el revestimiento de envases de comida y bebidas, puede introducirse en los alimentos y los líquidos, afectando al 93% de los estadounidenses, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. En los animales, el BPA ha dañado el desarrollo cerebral y el sistema reproductivo.

Envenenan a animales

La ingesta de restos plásticos es mucho más común en los animales. Estos provocan la muerte por medio del envenenamiento y el colapso estomacal de las especies al formarse un tapón de plástico.

Más de 180 especies de animales han ingerido restos de desechos, incluyendo peces, aves, tortugas y mamíferos acuáticos, según la investigación.

Viajando de costa a costa, el plástico puede durar por cientos de años debido a la reducida exposición a los rayos UV y las bajas temperaturas en los hábitats acuáticos.

El plástico llega a todas partes y sirve como una especie de “bote” para especies extrañas que llegan a ambientes con ecosistemas delicados amenazando su biodiversidad. El calentamiento global contribuye a ello, en las Islas Adeleide, al oeste de la Península Antártica, se encontraron 10 especies de invertebrados que estaban contaminando los hielos, adherido a envolturas plásticas.

Las soluciones “verdes” están comenzando a aparecer, señalan los científicos. Una de ellas sería cambiar su uso desechable, luego de reemplazar su material, y hacerlo reutilizable. 

Comments are closed.