Alcalde ordena desalojar planta GNL y complica inicio de inyección de gas natural

José Varas dice que el terminal no tiene los permisos finales de obras. La empresa afirma que la orden se basa en supuestos falsos ya que el terminal aún no está terminado ni en operación. GNL Quintero tenía pensado iniciar la descarga de gas desde el barco entre hoy y el 10 de julio.;El Mercurio, 04 de julio 2009.


A días de que comience la inyección de gas natural desde el barco Methane Jane Elizabeth al terminal de GNL en Quintero, el consorcio a cargo del proyecto -formado por Enap, Endesa, Metrogas y BG- enfrenta un intempestivo escollo legal.

El alcalde de Quintero José Varas, ante una solicitud del director de obras de la municipalidad, Luis Bernal Fermandois, decretó la clausura y el desalojo del terminal, debido a que este no contaría con los permisos finales de recepción de obras.

Esta situación habría surgido a raíz de una inspección municipal realizada por el departamento de obras comunal.

"El barco ya llegó. Ayer nos llega un oficio diciéndonos que la descarga (de GNL) empezaría entre el 4 y el 10, eso nos dice que van a operar la planta. Yo mandé a los inspectores municipales, nos encontramos con la sorpresa de que no los dejaron entrar", explicó Bernal.

La situación fue notificada a la empresa en la tarde de ayer. Aunque el alcalde plantea un desalojo con fuerza pública, el tema debe ser dirimido por el Juzgado de Policía Local, donde deben comparecer las partes el próximo 9 de julio.

Inspección fallida

Ayer por la tarde había un profundo signo de interrogación entre los ejecutivos de GNL Quintero. Esto porque el decreto se basaba en que la empresa no tenía los permisos de recepción de obras municipal, situación que es efectiva. Pero la falta de estos documentos se debe a que las obras no están concluidas y a que el terminal no está en operaciones.

Esto porque pese a que el Methane Jane Elizabeth, el buque proveniente de Trinidad y Tobago que trajo el primer cargamento de GNL, ya está en la bahía de Quintero, aún no atraca en el puerto, situación que recién se produciría en los próximos días y lo haría para realizar la marcha blanca del terminal y no para inyectar gas a las redes.

Además, afirman que el inspector municipal a cargo de la inspección no habría realizado la revisión correspondiente, aduciendo que no pudo ingresar a las obras, pero cuando fue a notificar a la empresa y fue recibido por los ejecutivos, éste no habría realizado la revisión.

"Creemos que esto no tiene ningún sustento. Puede ser un malentendido o un problema de información. Tenemos la mejor disposición para que el alcalde pueda venir y certificar que estas obras no están concluidas y que la planta aún no está en operaciones", explicó Alfonso Salinas, gerente de Asuntos Corporativos de GNL Quintero agregando que los permisos faltantes aludidos por serán solicitados una vez que estén concluidos los trabajos.

El vocero de la firma indicó que el tema ahora quedó en manos de los abogados de la empresa, aunque al cierre de esta edición los trabajadores del terminal continuaban en sus funciones al igual que los ejecutivos que allí laboran.

¿Compensaciones?

Aunque ninguna de las partes quiso referirse al tema, fuentes cercanas al proyecto afirman que la disputa entre el edil y la empresa se debe al plan de compensaciones diseñado por GNL Quintero. Esto porque la firma, comprometió durante su trámite ambiental obras en el borde costero de Quintero, la construcción de una plaza en Loncura, entre otras iniciativas.

Estos proyectos habían sido conversados con la comunidad y con el edil anterior de Quintero y actualmente se encuentran diseñados -en el caso del borde costero la iniciativa tiene un costo 10 veces superior a lo que les exigió la autoridad ambiental y fue realizada por el decano de arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso-y listos para su ejecución, que de acuerdo a lo presupuestado por la empresa, se haría a través de una licitación.

Las diferencias con el edil surgen debido a que el municipio busca sea el órgano comunal el encargado de ejecutar estos trabajos.

GNL Quintero es el primer terminal de gas natural licuado en Chile; y la inversión que asciende a los US$ 1.100 millones permitirá poner fin a la dependencia del gas trasandino.

Alcalde: "No se trata de plata ni de notoriedad; esto es una irresponsabilidad de la empresa"

Descartando cualquier afán de notoriedad o incluso una compensación económica para la comuna, el alcalde de Quintero, José Varas, asegura que su decisión de ordenar el desalojo y clausura de la planta GNL Quintero obedece estrictamente al apego a la normativa.

-¿Está buscando notoriedad pública?
"No soy candidato a Presidente ni a diputado, y gané las últimas elecciones sin apoyo de ningún partido. De qué notoriedad me habla. Yo tengo que resguardar lo que me corresponde según la administración del municipio, que tiene autonomía".

-¿En qué se sustenta la decisión que tomó?
"En probidad y transparencia. Como autoridad política, estoy acatando la norma: no se ha solicitado la recepción ni parcial ni final de todas las obras. Los edificios que van a controlar el flujo del gas no han hecho este trámite. Es una norma administrativa que ellos desatendieron. Creyeron que como empresa grande, el municipio no tenía nada que decir".

-¿No es una decisión exagerada considerando que la falta parece ser menor?
"Es que tiene que haber recepción de obras. Eso rige para toda edificación. Y ojo, que esto no es de fácil solución. El director de obras me dice que hay un montón de documentos, energía, salud, medio ambiente, una serie de estamentos que entran en juego. Creo que serían a lo menos 15 días".

-¿Usted se opone el proyecto?
"Yo fui uno de los alcaldes que junto a Lagos apoyé esta iniciativa. Bajo ningún punto de vista estamos en contra de la planta. Esta es una medida de seguridad".

-¿Está pidiendo una retribución económica mayor por parte de las empresas?
"Esto no tiene que ver con plata, ni con notoriedad. Esto es sólo una irresponsabilidad de la empresa. No me interesa ni un peso de aporte para la comuna. No se trata de eso. Simplemente ellos no se ajustan a lo que se está pidiendo, y hay riesgos que me pueden significar a mí ser responsable de un accidente en una planta que no está debidamente autorizada. Estamos hablando de una planta de gas, no de bolitas de dulce; entonces, no veo factible una salida política".

-¿A qué se refiere con salida política?
"Firmar un documento sin revisar nada. Eso no corresponde. Los documentos que presente la empresa los vamos a recibir, vamos a ser responsables".

-¿Carabineros procedió ya al desalojo?
"Entiendo que no, no hemos sabido nada, pero esperamos que se ejecute pronto lo dictaminado por el juzgado de policía local".

 

Comments are closed.