Campaña de educación ambiental

Versión original de carta al director de Paola Vasconi, coordinadora del Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada con modificaciones en La Tercera el 25 de julio 2009.


Cuidemos el aire. Respiremos Tranquilos. Así profesa la campaña de educación ambiental que días atrás lanzo la Ministra del Medio Ambiente junto a la Intendencia RM, y que se extenderá hasta el 31 de agosto. Con ella las autoridades buscan que los santiaguinos nos hagamos responsables del cuidado de la calidad del aire de la capital.

Basada en seis recomendaciones, la campaña comunicacional del Gobierno busca sensibilizar, educar y concientizar a la ciudadanía sobre el smog de Santiago para que los capitalinos desarrollen prácticas que contribuyan a reducir la polución al interior de sus hogares, disminuir las enfermedades respiratorias, fomentar el transporte público y uso racional del auto particular, entre otras. Un cambio cultural de proporciones para sólo mes y medio de avisaje.

Si bien es importante involucrar a la población en el cuidado del aire, de poco o nada servirá que la gente cambie su automóvil por el transporte público sino se ofrece un servicio rápido, eficiente y seguro; ni que utilice combustibles más limpios para calefaccionar su casa si éstos son los más caros y sus casas no son eficientes energéticamente. De poco o nada servirá traspasar la responsabilidad del cuidado de la calidad del aire a los ciudadanos si las autoridades no toman las medidas necesarias para disminuir la carga ambiental de la cuenca de Santiago. Menos si a través de la última actualización del Plan de Descontaminación promueven medidas más flexibles para aquellos realmente responsables de la contaminación del aire de la ciudad. ¿Cuidemos el Aire? ¿Respiremos Tranquilos?

 

Comments are closed.