Corte deja sin efecto decreto municipal de desalojo contra las instalaciones de GNL Quintero

La medida del tribunal de alzada despeja los líos legales de la firma. La compañía ahora espera el momento oportuno para que atraque el buque Methane Jane Elizabeth y comenzar la marcha blanca del terminal.; El Mercurio, 10 de julio 2009.


Justo el día en que GNL Quintero debía comparecer ante el Juzgado de Policía Local por el decreto municipal que buscaba el desalojo del terminal gasífero, la Corte de Apelaciones de Valparaíso dictó una orden de no innovar por el caso.

El pronunciamiento del tribunal de alzada se produjo luego que la firma presentara un recurso de protección frente a la medida del municipio de Quintero, que a través de un decreto buscaba desalojar las instalaciones de GNL Quintero por una supuesta falta de permisos de obras finales.

La medida de la Corte llegó tras el análisis del informe técnico que encargó el tribunal para poder pronunciarse frente al caso, el que fue recibido el miércoles por el tribunal de alzada. Con la orden de no innovar queda sin efecto el decreto comunal y despejado el camino legal de la empresa a cargo del emblemático proyecto energético.

La empresa siempre sostuvo que no poseía los permisos de obras finales porque las edificaciones cuestionadas aún no estaban concluidas y porque el terminal no estaba operando. En los próximos días, y en la medida en que las obras vayan concluyendo, la firma presentaría los antecedentes necesarios para la obtención de los permisos municipales.

Próximos pasos

Tras la decisión del tribunal, al menos en el aspecto jurídico, GNL Quintero despejó el camino y esto le permitirá inyectar gas natural a contar de agosto. Ahora la empresa deberá concentrarse en la marcha blanca del proyecto gasífero.

Para esto deberá atracar en el muelle de la firma el buque Methane Jane Elizabeth, el que se encuentra en la bahía de Quintero desde inicios de mes, pero que por circunstancias climáticas no ha podido ser conectado al muelle.

Estas maniobras se producirían apenas las autoridades marítimas consideren que están dadas las condiciones adecuadas para abrir la bahía a estas operaciones, situación que podría darse en las próximas horas.

El viernes pasado, el edil de Quintero decretó el desalojó del terminal de GNL Quintero por la falta de permisos de obras finales. Tras reunirse con la empresa, el edil mantuvo su postura. La compañía, por su parte, luego de explicar que no correspondía pedir estos permisos, interpuso un recurso de protección, que finalmente prosperó.

Comments are closed.