Diputados aprueban Convención para proteger las tortugas marinas

Por 90 votos a favor, la Sala de la Cámara de Diputados despachó al Senado, a segundo trámite constitucional, la Convención Interamericana para la protección y Conservación de las Tortugas Marinas. El documento fue adoptado en Caracas, Venezuela, el 1 de diciembre de 1996. Camara.cl, 15 de julio 2009.


El Acuerdo consta de un Preámbulo, que señala los motivos y propósitos de la Convención, 28 artículos relativos a temas como su área de aplicación, medidas recomendadas, aspectos administrativos y de ejecución, y cuatro Anexos que enumeran las especies y áreas protegidas.

El objetivo de la Convención para Chile es preservar 4 de las 7 especies de tortugas marinas que existen en el mundo, debido a que algunas están en peligro de extinción, las que se encuentran a lo largo de la costa de todo el país, particularmente en el norte, en las Regiones I y II, por razones de clima.

Antecedentes

Las tortugas son los únicos reptiles que realizan largas migraciones, lo cual las predispone para recibir distintos tipos de amenazas provenientes de las actividades humanas, razón por la cual requieren protección.

En el continente americano viven 6 de las 7 especies existentes de tortugas marinas y 4 de ellas migran por aguas chilenas, en las cuales encuentran su alimento, aunque no desovan en nuestro territorio.

De todas las tortugas marinas hay 3 en peligro de extinción y el resto se encuentra en peligro crítico de extinción, y entre los riesgos que enfrenta esta especie, se encuentran la contaminación ambiental, la captura incidental producto de la pesca de camarones o peces espada y la caza.

Naves

La Convención se aplica a las naves de los países partes, incluso cuando navegan en aguas internacionales, de tal forma de proteger su hábitat y existencia, fomentar la investigación científica sobre esta especie y evitar su captura accidental. Los países pueden introducir excepciones para efectos de satisfacer necesidades de comunidades tradicionales.

La Convención contempla mecanismos de seguimiento y de información a su Secretariado, que se ubica en Costa Rica, acerca del grado de cumplimiento en cada país de las normas de este tratado.

Cancillería

Durante la discusión de esta convención en la comisión de Relaciones Exteriores, la Cancillería dijo que Chile ya se encuentra cumpliendo la normativa y ya hizo un descargo ante Estados Unidos, por razones comerciales, para aclarar que la pesca de camarones no afecta a las tortugas marinas, porque se efectúa en aguas profundas.

Agregó que en el caso de la pesca del pez espada, se registra interacción con las tortugas, como es el caso de la tortuga laúd, para lo cual se ha desarrollado un programa de adiestramiento de las tripulaciones pesqueras, para que se instruyan adecuadamente acerca de cómo liberar las tortugas, dado que requieren una suerte de reanimación antes de ser lanzadas, nuevamente, al mar.

Comments are closed.