Energía: Chile y Alemania renuevan confianzas

Conferencia sobre ERNC culmina hoy con encuentro empresarial. Autoridades alemanas reconocen enorme potencial chileno en energías renovables no convencionales. Ambos países buscan profundizar la relación existente para la producción de energías más limpias. La Nación, 03 de julio 2009.


En agosto de 2004 se inició en Chile el proyecto de cooperación técnica "Energías Renovables No Convencionales" (ERNC), una instancia dirigida por la Comisión Nacional de Energía y la Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit (GTZ), una empresa de servicios de la cooperación al desarrollo que opera a nivel internacional.

Desde entonces, la colaboración entre los gobiernos de Alemania y Chile para la creación de políticas, estudios y fomento de las ERNC ha sido constante y ayer en una conferencia conjunta realizada en el Hotel Crowne Plaza, se ratificó nuevamente.

Encabezada por el secretario de Estado Parlamentario del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear, Michael Müller, la delegación alemana sostendrá varias reuniones con autoridades e investigadores y participará en el seminario sobre ERNC y el foro empresarial que culminan hoy.

El ministro de Energía, Marcelo Tokman, explicó que nuestro país está agradecido de la cooperación alemana y reiteró que en cuatro años de gobierno se pasará de 286 MW generados a partir de energías alternativas a poco más de 600 MW, y de una participación de 2,5% de toda la matriz energética a un 4%. De hecho, señaló que en los últimos dos años han ingresado más de 2.500 MW al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), de ellos, unos 2.000 están relacionados con energía eólica.

"Hemos tenido la suerte de contar con el apoyo técnico de primer nivel. Ahora tenemos que ver de qué forma seguimos trabajando y profundizando la relación con Alemania", dijo Tokman.

Müller destacó que nuestro país "tiene potenciales increíbles de diversidad para resolver los problemas de energía", una situación geográfica privilegiada con la que no cuenta Alemania, que fuera de la energía eólica no puede optar a mucho más. Es por esto que en el caso particular de ellos, la tecnología y la eficiencia energética han cumplido un rol fundamental.

Hace ocho años, las ERNC aportaban a Alemania el 6% del total del consumo. Actualmente, lo hacen con un 17% y esperan que al 2020 el aporte sea de un 30 ó 32%.

Müller destacó que los gobiernos también deben preocuparse por la relación entre el mercado y las nuevas tecnologías que gastan menos energías o que privilegian las energías más limpias. "Vemos con preocupación que la inversión del mercado de capitales sea corto placista porque esta lógica es incompatible con objetivos ecológicos y en ese sentido, es importante que la política refuerce la competitividad del mercado y con reglas claras", a favor de las energías limpias.

 

Comments are closed.