Generadoras deberían compensar a las comunidades por daños al medio ambiente

Los senadores Ricardo Núñez y Víctor Pérez se mostraron abiertos a estudiar fórmulas para que estas empresas paguen un gravamen que vaya en beneficio directo de las áreas que intervienen o compensen a sus habitantes. Senado.cl, 21 de julio 2009.


Una nueva arista de los proyectos hidroeléctricos y termoeléctricos plantearon los senadores Ricardo Núñez y Víctor Pérez al señalar que estas empresas podrían pagar un gravamen a favor de las comunidades que intervienen o bien, compensar de algún modo a los lugares donde se emplazan.

Los parlamentarios se mostraron disponibles a estudiar fórmulas que permitan un trato especial a las colectividades que son afectadas ya sea por la contaminación, áreas inundadas o costo del servicio eléctrico. Ello, porque en general, se trata de comunas muy pobres.

Al respecto, el senador Ricardo Núñez, integrante de la Comisión de Minería y Energía manifestó que "me parece bien que cada una de estas obras de generación de energía, particularmente, cuando intervienen de manera severa el medio ambiente y las comunidades sociales debieran contribuir al desarrollo de las regiones donde están instaladas".

Explicó que "en el caso de las hidroeléctricas muchas de las represas se construyen mediante la inundación de largas extensiones de terreno lo que afecta no solo al medio ambiente sino que también impide el desarrollo de algunas actividades vinculadas con la agricultura que pueden ser muy significativas para la comunidad".

Por esas razones, el legislador aseguró que "me parece conveniente que estas empresas paguen una especie de royalty que vayan en directo beneficio de la comunidad o la comuna donde estén instaladas".

Indicó que "este gravamen debería depender de las características de estas represas, según el tamaño, los Watts que generan y las áreas que se inunden. Eso habría que dimensionarlo para establecer un royalty justo en función de la capacidad de las empresas".

El senador Núñez, añadió que "hoy más que nunca existe conciencia respecto a que si mantenemos la actual política de generar energía solo a partir de termoeléctricas Chile va a tener un serio daño ecológico y se va a transformar en un país que se acercará bastante a las emisiones percápita de carbono (CO2) que transmiten países como China o la India, lo que me parece altamente negativo".

Por ello, puntualizó que "también debería incluirse en este impuesto a las termoeléctricas que afectan el medioambiente y, particularmente a aquellas que están instaladas en la costa, porque provocan daños en el ecosistema marino a largo plazo".

FÓRMULAS

Por su parte, el senador Víctor Pérez, compartió la preocupación sobre "estos proyectos de generación hidroeléctrica estén obligados a dar un trato especial a las comunidades de los sectores donde están instalados".

A modo de ejemplo, señaló que "hoy día las centrales de Pangue y Ralco en la VIII Región cobran la electricidad más cara a los pequeños pueblos aledaños a la mega central, lo que es un evidente contrasentido".

Precisó que "localidades como Ralco cancela las cuentas de luz más altas que las de la propia Región Metropolitana. Por lo tanto, creo que hay que buscar la fórmula para que los proyectos sean más amigables en términos económicos con la Región o la comuna donde están instalados".

Sin embargo, puntualizó que, a su juicio, "hablar de un royalty puede ser discutible pero comparto el criterio de que estas empresas tienen que ser más amigables con el entorno en que desarrollan porque son proyectos millonarios de alta inversión y, muchas veces los sectores en los cuales están instalados no reciben ningún beneficio".

Aclaró que "si bien estas obras de generación eléctrica son absolutamente necesarias también deberían ir acompañadas de una política de progreso y desarrollo en las áreas locales".

En ese sentido, aseguró que "hay que estudiar todas las posibilidades, no me cierro a ninguna, porque en la actualidad existe una distorsión que debemos superar de alguna manera".

Comments are closed.