Barrick: No se destruirá ni intervendrá ninguno de los glaciares cercanos a Pascua Lama

Igor González, vicepresidente de Barrick para Sudamérica, señaló que la firma iniciará las obras de construcción de la mina apenas acabe el invierno. 25 de agosto de 2009.
Noticias relacionadas:
Barrick Iniciará Construcción de Pascua Lama al Fin del Invierno

Pascua Lama: territorio Barrick Gold en el seno de nuestra América Latina


Un férrea defensa de los compromisos adquiridos durante la tramitación ambiental del proyecto minero de cobre y oro Pascua Lama realizó el lunes el vicepresidente de la minera Barrick Gold para Sudamérica, Igor González, quien aseguró que el compromiso de la firma -y que le permitió obtener la Resolución de Calificación Ambiental-, era no afectar de manera alguna a los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza, adyacentes a las faenas mineras.

"Pascua Lama no removerá, reubicará, destruirá ni intervendrá estos o ninguno de los glaciares cercanos al proyecto", aseguró el ejecutivo, indicando además que el proyecto, una vez que esté en operaciones "no afectará la calidad del agua en el Valle del Huasco".

González indicó que para ello el proceso de Chancado del material que se obtendrá del yacimiento se hará en forma subterránea. Además, la compañía -dijo- tiene previsto implementar un plan de monitoreo global de la zona. Respecto de la fecha de inicio de las obras, que estaba pensada para los primeros días de septiembre, el ejecutivo señaló que el factor climático ha obligado a retrasar los plazos, por lo que era probable que los trabajos comenzaran una vez que finalizara la época de lluvias.

"Estamos esperando a que termine la etapa del invierno en la cordillera. el invierno no tiene una fecha de inicio ni término, este año si bien es cierto no ha habido mucha precipitación de nieve, hay gran cantidad de viento y eso ha creado tormentas en la zona. Estamos esperando que concluya el invierno y luego que suceda esto vamos a iniciar las operaciones de construcción cuando avance de manera significativa el deshielo", dijo.

El ejecutivo indicó que durante la primera etapa se realizarán los movimientos de tierra para la construcción de los caminos de acceso al yacimiento, plataformas y la preparación del terrenos para las instalaciones, pero que la firma se encuentra trabajando en forma paralela en otras áreas. Está en la etapa final la construcción de la subestación eléctrica Punta Colorada y los dos generadores cercanos, recibieron los equipos generadores eólicos, y la ingeniería detalle del proyecto tiene ya un avance de más de 90%, junto con la adquisición de la flota minera, los equipos de construcción, y los equipos. "En la primavera y el próximo año, prácticamente todo el trabajo estará concentrado en ejercicios de movimiento de tierra", dijo.

González señaló que pese al retraso, las inversiones del proyecto siguen en el estimado de entre US$2.800-US$3.000 millones, y la la fecha de puesta en operaciones será a fines de 2012 o comienzos de 2013.

Comments are closed.