Gracias Contacto

Columna de opinión de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en blog de La Tercera el 11 de agosto de 2009.


Sólo así podría titular este espacio de reflexión dedicado a los problemas de contaminación por arsénico, plomo y seguramente algunos otros metales pesados peligrosos para la salud humana, que desde 1992 han sufrido y sufren las comunidades del sector Los Industriales y Cerro Chuño en Arica. Todo debido a la irresponsabilidad de un sinnúmero de autoridades públicas que permitieron, por un lado el ingreso de desechos tóxicos al país, la construcción de viviendas sociales en su lugar de acopio y por el otro, nunca respondieron ni se hicieron cargo seria y responsablemente de los problemas de salud que estaban aquejando y, que hasta hoy día, aquejan a los vecinos del sector.

Y es que a pesar de 15 años de incasables denuncias de los pobladores, de recursos de protección y querellas presentados ante la justicia, de la comisión investigadora del Congreso, del Fallo de la Corte Suprema contra el Estado Chileno, de los estudios realizados por distintos académicos, etc., nadie pudo lograr lo que el programa Contacto 2009 con su capitulo Contaminados, emitido el martes 4 de agosto, ha hecho en tan solo una hora de transmisión: movilizar a todo el Gobierno, desde la Presidenta hacia abajo en la búsqueda de una respuesta para las miles de familias que han visto afectadas su salud y su calidad de vida por la negligencia de unos cuantos funcionarios públicos.

De hecho, el día siguiente de la emisión del capitulo Contaminados, donde se evidencia que los problemas en la zona hasta el día de hoy no han sido solucionados y que las personas que allí viven siguen expuestas a niveles de arsénico y plomo peligrosos para la salud, se anuncia la visita a la zona de un grupo de expertos liderados por los Ministros de Salud, Vivienda y Medioambiente. Hoy, además, se habla de nuevos estudios de salud, de sumarios administrativos e incluso de erradicación de las poblaciones que allí habitan entre otras.

El escepticismo en las familias, sin embargo, está latente. La negligencia y falta de respuesta que durante más de 15 años han tenido por parte de las autoridades responsables ha marcado sus vidas para siempre. Sin lugar a dudas es lamentable que finalmente los funcionarios públicos sólo hayan respondido a las denuncias y el reportaje televisivo, pero en este caso no queda más que agradecer al programa Contacto y a todo su equipo por lograr que todo un Gobierno se ponga a trabajar en función de defender el derecho constitucional que tenemos todos los ciudadanos chilenos y, en este caso especial, las familias afectadas que habitan las poblaciones Los Industriales y Cerro Chuño “a vivir en un ambiente libre de contaminación”.

Finalmente, no queda más que decir que Bienvenidos sean los nuevos contactos y todos aquellos programas de reportajes, que seriamente realizan denuncias en pos del bien común y que obligan a nuestras autoridades a dar una respuesta clara de cara al país

Comments are closed.