Eléctricas piden flexibilizar norma de energías renovables y gobierno evalúa cambios

Algunas eléctricas buscan que se reconozca como renovable la energía que una central a carbón genere con combustibles como la biomasa. Esto les permitiría cumplir con el 5% de producción con energías no convencionales que exige la ley a partir de 2010. En la Comisión Nacional de Energía reconocen que evalúan el cambio. La Tercera, 22 de septiembre 2009.
Lea noticia relacionada: Comisión votará en su próxima sesión idea de legislar sobre proyecto que regula el uso y manejo de la leña.


A poco más de tres meses de que entre en vigencia la Ley de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), el gobierno evalúa introducir algunos cambios a la normativa que complementará la nueva legislación. Ello, luego de que los privados plantearon a la Comisión Nacional de Energía (CNE) ver la posibilidad de flexibilizar la regulación para las centrales que operan con carbón y, además, están en condiciones de usar otros combustibles, como biomasa.

El marco regulatorio, que fue aprobado en 2008 y que comenzará a regir el 1 de enero de 2010, obliga a todas las generadoras a que el 5% de la electricidad que comercialicen provenga de fuentes renovables no convencionales.

Ese porcentaje irá en paulatino aumento, hasta alcanzar el 10% hacia el año 2024. La ley reconoce dos tipos de centrales:

las que utilizan combustibles convencionales fósiles como diésel, gas y carbón, y las que operan con combustibles renovables que no son convencionales, como la eólica, la pequeña hidroeléctrica (centrales hasta 20 MW), la biomasa, el biogás, la geotermia, la solar y la mareomotriz. No obstante, la nueva legislación no hace referencia alguna a plantas eléctricas “híbridas”, es decir, que pueden combinar ambas energías.

Precisamente, en los últimos meses, los privados han sostenido una serie de conversaciones con la autoridad que apuntan a que esta última posibilidad pueda incorporarse a la nueva Ley de ERNC. De esta forma, el porcentaje que genere la central con ese tipo de energía servirá para cumplir la cuota que exige la nueva ley.

Según proveedores de centrales del sector eléctrico, actualmente, una planta a carbón está en condiciones de operar con el 90% de su capacidad con carbón y el 10% restante con biomasa, sin tener que alterar la central o realizar nuevas inversiones.

Lo que analiza la CNE

El gobierno acogió el planteamiento de las empresas y está evaluando la propuesta de las eléctricas.

En la CNE explicaron que lo que se busca “no es flexibilizar la ley, sino dar mayor claridad y precisión a los inversionistas respecto de la operación de la ley y de algunos aspectos administrativos de ella”.

En la entidad gubernamental reconocieron que “efectivamente desde hace un par de meses se está trabajando en una resolución que permita precisar qué es lo que se entiende por ERNC y, al mismo tiempo, ver la posibilidad de ampliar ese espectro”. Eso, indicaron en la CNE, implica “evaluar la opción de que las carboneras puedan incorporar la biomasa en su producción de energía”.

Este cambio no es bien visto por inversionistas que están desarrollando proyectos de ERNC. Ejecutivos de la industria explicaron que la flexibilidad desincentivará el desarrollo de centrales de energías renovables.

Explican que la nueva ley indica que si un generador no puede cumplir con su cuota, puede comprar la energía faltante a centrales del sector eléctrico que operen con ERNC. Por lo tanto, consideran que dar la opción a las centrales a carbón inhibirá esa posibilidad, lo que resta atractivo para este tipo de inversiones.

Agregan que, además, se distorsiona el objetivo final de la ley, que apuntaba a que la nueva capacidad de generación incorporara el uso de ERNC y no que la actual se reconvirtiera hacia ese tipo de energía.

En el gobierno indicaron que, de concretarse esa modificación, no se alterará el espíritu de la ley, que es promover el desarrollo de las energías renovables no convencionales.

“Esta resolución, en caso de publicarse, no tiene injerencia en los aspectos sustantivos de la ley, la que se deberá aplicar y cumplir a partir de enero de 2010, sin ninguna diferencia”, precisaron en la CNE.

En el organismo dijeron que si bien no hay plazos definidos, la idea es tomar una decisión lo antes posible. “Se debería terminar de trabajar en las próximas semanas”, indicaron en la CNE.

Cómo cumplirán la ley

Las generadoras están trabajando en definir cómo cumplirán la cuota de energías renovables.

En Gener indicaron que durante 2010 lo harán con biomasa, a través de la operación de sus centrales Laja (4 MW) y Constitución (2,4 MW), que posee la filial de Energía Verde. A partir de 2011, la compañía comprará energía a productores de minicentrales hidráulicas.

En la franco-belga Suez Energy Andino explicaron que “el parque eólico Monte Redondo (38 MW) contribuirá con una parte del 5% de la generación. Estamos estudiando otros proyectos de ERNC para cumplir con ese porcentaje”.

Colbún cumplirá las exigencias de la ley con sus minihidro Chiburgo (19,4 MW) y San Clemente (5,6 MW). Además, la firma evalúa proyectos eólicos, de biomasa y geotermia.

Endesa, por su parte, lo hará a través del parque eólico Canela I y II; y las pequeñas centrales hidráulicas Palmucho (32 MW) y Ojos de Agua (9,5 MW).

La noruega SN Power, en tanto, posee el parque eólico Totoral, que se inaugura en los próximos meses y que aportará con 46 MW.

Las claves para entender el proceso

Lo que dice la ley de energías renovables:
Entre 2010 y 2014, el 5% de la energía que venda una generadora deberá provenir de ERNC.
Entre 2015 y 2024, la cuota irá aumentando paulatinamente en 0,5% anual, hasta llegar al 10%.
Para cumplir la ley, las eléctricas podrán desarrollar sus proyectos o comprar la energía a terceros.

La petición privada y lo que evalúa el gobierno
Eléctricas quieren que se reconozca como ERNC la generación con biomasa en las centrales a carbón.
Además, piden que esa energía sirva para cumplir la cuota de 5% con ERNC que exige la ley.
El gobierno en las próximas semanas emitirá una resolución que podría acoger lo que piden las eléctricas.

Los principales efectos en el mercado
Las generadoras con centrales a carbón tendrán más opciones para cumplir las exigencias de la ley.
Estas generadoras podrían estar en condiciones de comprar menos energía de ERNC para llegar al 5%.
Los inversionistas de energías renovables temen que afecte el desarrollo de este tipo de proyectos.
10% DE LA VENTA DE ENERGIA deberá ser generada a partir de energías renovables en 2024.

Comments are closed.