Gobierno fija nuevos niveles de episodios críticos por polución fina a partir del año 2012

Para alertas, preemergencias y emergencias por material particulado 2,5. La nueva norma por MP2,5, aprobada por el Consejo de Ministros a comienzos de agosto, está bajo consulta ciudadana por un plazo de 60 días.; El Mercurio, 19 de septiembre 2009.


Sorpresa causó la divulgación de los nuevos niveles de episodios críticos por contaminación fina -denominado Material Particulado 2,5 (MP2,5)-, publicados por el Gobierno en el Diario Oficial, pues dichos umbrales para las alertas, preemergencias y emergencias ambientales comenzarán a aplicarse a partir de 2012.

Sorpresa porque cuando se aprobó la nueva norma nacional a comienzos de agosto pasado por el Consejo de Ministros, la autoridad respectiva fue consultada por los niveles que debían definirse para las alertas y preemergencias para este tipo de contaminación fina, la más peligrosa para la salud humana, y se respondió en la oportunidad que serían fijados más adelante, sin mayores precisiones.

Sin embargo, el 17 de agosto la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama) los publicó en el Diario Oficial, tomando por sorpresa a las comisiones de medio ambiente del Parlamento y a los centros medioambientales del mundo universitario.

Así, por ejemplo, la publicación precisa que para decretar una alerta desde el año 2012 el rango irá desde 97 microgramos por metro cúbico (µg/m3) hasta 131 µg/m3; mientras que para una preemergencia ambiental será de 132 µg/m3 hasta 199 µg/m3 (ver infografía). La nueva norma por MP2,5 está bajo consulta ciudadana, por un plazo de 60 días, desde el pasado 17 de agosto. Hoy Santiago tiene un Plan de Gestión de Episodios Críticos, que se aplica entre abril y agosto de cada año, pero está sólo referida a "contaminación gruesa", es decir, Material Particulado Grueso (MP10).

Para la ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, los datos confirman una vez más la urgente necesidad que tiene Chile de contar a la brevedad con una norma que regule el material particulado fino. "Es por ello que el Gobierno tomó la decisión de regular de manera estricta, pero gradual, este contaminante tan dañina para la salud como lo sugiere la OMS", enfatizó.

La norma final entrará en vigencia un mes después de la publicación en el Diario Oficial, salvo los valores límites de concentración de 24 horas y anual, que operarán desde el 1 de enero de 2012, según Conama.

Sobre qué pasará con el actual Plan de Gestión de Episodios Críticos que tiene Santiago por contaminación gruesa (MP10), siendo que la capital pronto tendrá otro plan anti-esmog por contaminación fina (MP2,5), en la entidad afirman que habrá que ver la situación caso a caso para la compatibilización de las medidas por cada tipo de contaminación, ya sea gruesa o fina.

Para el PM 2,5 las fuentes de emisión son procesos de combustión, fuentes móviles e industrias, calefacción residencial a leña y quemas agrícolas. Las partículas más gruesas de PM 10 son generadas por procesos mecánicos, se destacan el polvo en suspensión en las calles, el transporte de materiales y la explotación minera.

MP2,5: Partículas que tienen como fuente de emisión procesos de combustión, fuentes móviles e industrias, calefacción residencial a leña y quemas agrícolas.

MP 10: Partículas más gruesas que son generadas por procesos mecánicos. Las más comunes son el polvo de las calles en suspensión, el transporte de materiales y la explotación minera.

Critican rangos propuestos para alertas y preemergencias

Razonable le parece al coordinador del Centro Meteorológico Ambiental de la Universidad de Santiago, Patricio Pérez, la norma que propone reducir a 63 microgramos por metro cúbico (g/m {+3} ) el promedio de 24 horas de PM2,5 a partir del año 2012.

Explica que los 63 g/m {+3} son similares a la antigua norma de PM2,5 de Estados Unidos. Pero lo que sí le parece poco exigente son los rangos propuestos para la fijación de las alertas y preemergencias a partir de ese año.

El académico precisó que si en la temporada otoño-invierno 2009 en Santiago se hubiesen aplicado los niveles propuestos por la autoridad, los resultados no resguardarían la salud de la población. "Si la alerta correspondiera al rango entre 97 y 131 microgramos por metro cúbico, y la preemergencia entre 132 y 199, en 2009 habría habido sólo 5 alertas por PM2,5 y ninguna preemergencia", dijo.

Sostuvo que cuando la norma de PM2,5 en 2012 sea de 63 microgramos por metro cúbico, la alerta se debería decretar cuando el promedio de 24 horas esté entre 80 y 100 microgramos por metro cúbico, la preemergencia cuando el promedio de 24 horas se sitúe entre 100 y 140 microgramos por metro cúbico y la emergencia cuando el promedio de 24 horas sea mayor que 140 microgramos por metro cúbico.

Por ejemplo, precisó que entre abril y agosto de este año se registraron 16 días con concentraciones de PM2,5 entre 80 y 100 microgramos por metro cúbico y 4 días con concentraciones entre 100 y 140 microgramos por metro cúbico. "O sea, se habrían constatado 16 alertas y 4 preemergencias basados en PM2,5", concluyó.

Comments are closed.