La ruta a un pacto sobre cambio climático sigue cuesta arriba

Reuniones internacionales para buscar un sucesor al Protocolo de Kioto. A sólo tres meses de la decisiva cumbre de Copenhague, no se vislumbran soluciones. Poner de acuerdo a todo el globo no es tan sencillo.;;El Mercurio, 06 de septiembre 2009.
;


"Tenemos el pie pegado al acelerador y nos hundimos hacia el abismo", dijo hace unos días el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ante los científicos y autoridades reunidos en la 3ª Conferencia de la ONU sobre el Clima, en Ginebra (Suiza).

"Los científicos han sido acusados durante años de ser alarmistas. Pero los verdaderos alarmistas son los que dicen que no podemos permitirnos iniciar una acción contra el clima porque eso ralentizaría el crecimiento económico", puntualizó en una reunión que forma parte de una de la serie de encuentros internacionales y regionales que pretenden allanar el camino para el acuerdo al que el mundo debe llegar en diciembre en Copenhague (Dinamarca).

El Protocolo de Kioto caduca en 2012 y, desde entonces, no hay acuerdos que regulen el combate mundial al cambio climático. En la capital danesa se jugará el futuro y, a sólo tres meses de la cita, los esfuerzos por lograr un pacto son frenéticos.

Llamadas de alerta

En la cita de Ginebra, los países miembros de la Organización Meteorológica Mundial, incluido Chile, decidieron compartir datos sobre el clima, lo que ayudará especialmente a los países más pobres a enfrentar los nuevas escenarios climáticos.

Jane Lubchenco, subsecretaria de Comercio para los Océanos y la Atmósfera de EE.UU., aseguró que su presencia en la reunión confirmaba que el presidente Obama mantiene su compromiso de lograr un acuerdo mundial de reducción de emisiones.

"El espíritu de cooperación ha triunfado y espero que se mantenga en el camino a Copenhague", dijo refiriéndose al reciente acuerdo.

El presidente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), Rajendra Pachauri, aseguró que la supervivencia de las especies, incluida la humana, "depende de un acuerdo mundial que permita estabilizar la temperatura media del planeta. El mundo cometerá un gran error si no usa la oportunidad que ofrece la conferencia de Copenhague".

En tanto, Ban Ki-moon se enfocó en una meta aún más cercana. El 22 de septiembre, líderes de 100 países se reunirán en Nueva York convocados por la ONU. El secretario general tiene puestas todas sus esperanzas en la cita porque, a su juicio, hasta ahora ha primado la lentitud y el carácter limitado de las negociaciones.

Latinoamérica también se moviliza. Esta semana, autoridades de una veintena de países de la región se reunieron en la Cepal (Santiago) para llegar con una posición común a la cita de la ONU. Mientras, en Montevideo (Uruguay) se juntaron los ministros de medio ambiente del Mercosur más Chile y Venezuela. Y la próxima semana, Santiago recibirá otra cita: el IX Foro Iberoamericano de Medio Ambiente, que trabajará en los acuerdos que se pretenden lograr en Copenhague.  
 
Ártico más cálido

En la última década, las temperaturas del Ártico llegaron al nivel más alto en 2 mil años, revirtiendo su tendencia de enfriamiento natural que debería haber durado cuatro milenios más. Una investigación publicada el viernes en Science asegura que los gases generados por el hombre han intervenido en el ciclo de 21 mil años en que la órbita de la Tierra se aleja y se acerca al Sol.

La última vez que el Ártico se alejó del astro fue entre los siglos XVI y XIX, con lo que se produjo una miniglaciación. Pero aunque ahora la Tierra está un millón de kilómetros más lejos del Sol que hace 2 mil años, las temperaturas en la zona han aumentado.

Comments are closed.