Monto y plazo de las concesiones salmoneras

Columna de opinión de Arturo Carreño, Economista de Fundación Terram, publicada en diario Estrella de Chiloé el 30 de septiembre de 2009.


El proyecto de ley que actualmente se tramita en el Parlamento para cambiar la forma de desarrollar la salmonicultura en Chile modifica diversos aspectos. No obstante uno de los más polémicos dice relación con las concesiones, en particular el monto que se paga por éstas y su duración.

Actualmente por una concesión de acuicultura se cancelan 2 UTM anuales. Además, estas concesiones no tienen límite de duración, por lo que las empresas del sector que las adquieren lo hacen por un período indefinido.

Una de las propuestas incluidas en el proyecto de ley busca aumentar gradualmente el monto que se paga por la concesión (un incremento de 2 UTM anuales desde 2009 hasta 2013), y a su vez definir el tiempo de duración de las mismas a un plazo de 25 años renovables para las concesiones nuevas y aquellas que pretendan tener al Estado como aval de créditos Corfo.

Sobre estos dos aspectos, una reflexión. En primer lugar, cancelar por concepto de una concesión 2 UTM anuales, es decir, $6.083 mensuales (a octubre de 2009), y proponer incrementar esta cifra a 10 UTM anuales en 2013, o el equivalente a $30.415 mensuales actuales, resulta francamente más de lo mismo.

¿En qué sentido? A pesar que existe la intención de aumentar progresivamente el monto cancelado por concesión acuícola, aún es muy bajo el aumento que se pretende establecer. Concretamente, a un sector que en 2007 obtuvo ganancias que bordearon los US$ 500 millones y que por el pago de concesiones el Estado obtuvo ingresos sólo por  un  0,2% de esa cifra; que en 2008 reportó envíos cercanos a los US$ 2.400 millones; y que desde enero a junio del presente año ha exportado cerca de US$ 1.200 millones, resulta francamente irrisorio cobrarle por concesión una cifra tan exigua.

Comments are closed.