MOP propone reforma para asegurar el agua

Planteada como una necesidad geoestratégica, la iniciativa pretende introducir en la Carta Fundamental al recurso como un bien nacional de todos los chilenos y establecer por ley la opción de caducar derechos a particulares, junto a un nuevo marco jurídico para mejorar la regulación del mercado. De aprobarse, incluso el Estado podría reservar agua para preservar el patrimonio ambiental. La Nación, 22 de septiembre 2009.
Lea noticia relacionada: MOP presenta proyecto que regula mercado del agua.


“El futuro de Chile requiere una nueva política de aguas”. Con esta frase el ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, presentó ayer el contenido de la propuesta para nueva regulación constitucional de las aguas en nuestro territorio. Una decisión tomada por el comité interministerial de recursos hídricos, creado por la Presidenta Bachelet hace dos meses, y que llegó a la conclusión de que no es sustentable continuar con el actual marco jurídico del vital elemento.

Un proyecto que busca explicitar en la Carta Fundamental al agua como un bien nacional de uso público, iniciativa que hace más de 17 años reclama una reforma para que el Estado y todos los chilenos recuperen su dominio.

“La rápida expansión de la demanda, en todos sus frentes: agrícola, minero, industrial y para consumo humano está generando una escasez que no habíamos visto antes. Y esto irá en aumento (…) Para mejorar el orden jurídico actual es indispensable partir por la Constitución, como ya lo han propuestos en múltiples mociones senadores y diputados de gobierno y oposición”, explicó Bitar al presentar el documento, junto al subsecretario del MOP, Juan Eduardo Saldivia, y el director general de Aguas, Rodrigo Weisner.

Según el titular del MOP, la actual Constitución revela un curioso desbalance en disfavor del agua, pues mientras reserva para el Estado el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas e incluye causales de caducidad en sus concesiones e incluso en el caso de los hidrocarburos se puede caducar un derecho sin expresión de causa. “Pero nada de esto existe en el caso del agua, siendo un bien de mucho más trascendencia para la vida humana”, dijo.

Así, la determinación final del comité hídrico, presidido por el ministro Bitar, fijó en la Carta Fundamental el primer paso para concretar una serie de modificaciones que asegure el agua de Chile para sus habitantes, entre ellas la de establecer por ley la extinción, caducidad y pérdida de los derechos de los particulares.

Fue durante la dictadura, específicamente en 1981, cuando nuestro país abrió las puertas para empezar a explotar su agua. De acuerdo al Código de Aguas de 1981, reconocido como uno de los más neoliberales del mundo, las aguas ya son bienes nacionales de uso público, pero esto no se encuentra explícito en nuestra Constitución. Así, durante años el recurso se ha constituido también como un bien económico, lo que dio pie a la privatización y que hoy tiene concentrada en tres empresas más del 80% de todas las aguas de nuestro territorio.

Eliminar inciso final

Por eso, la propuesta dada a conocer ayer propone eliminar el actual el inciso final del artículo 19 número 24 de la Constitución Política de la República de Chile y agregar como numeral 27 del mismo que “las aguas, cualquiera sea el estado en que se encuentren, son bienes nacionales de uso público”.

Según el subsecretario de Obras Públicas, Juan Eduardo Saldivia, de aprobarse el proyecto de ley abriría la puerta para que las legislaciones no se enfrenten con posterioridad a la inconstitucionalidad.

“De hecho, el debate que hubo del Código de Aguas hasta el 2005 sobre la caducidad dijo relación, precisamente, con la inconstitucionalidad de introducir dicha caducidad”, recordó.

Planteado hoy como un recurso geoestratégico para el futuro, la propuesta tiene además otros cuatro ejes de vital importancia.

Caducidad de derechos

Junto a dejar explícito que los recursos en estado líquido, sólido y/o gaseoso, quedando expresamente en dicha categoría los glaciares y nieves, pasen a dominio estatal, el texto publicado ayer además establece por ley el procedimiento de constitución, reconocimiento, transferencia, transmisión, renuncia, extinción, caducidad y pérdida de los derechos de los particulares sobre las aguas.

“Lo que hace la Constitución es que abre las distintas opciones (…) por lo pronto, lo que queremos es dar ese estatus constitucional y luego a través de leyes sucesivas se podrá ir precisando más la forma en que esto opera”, señaló Bitar, agregando que la propuesta ya está en manos de la Presidencia, quien enviará el proyecto final al Parlamento.

De hecho, el mismo texto explica que se conserva el dominio que los titulares actuales tienen sobre sus respectivos derechos y las facultades inherentes a su carácter de propietarios.

Pero además de una posible caducidad de derechos, la propuesta le entrega al Estado la facultad para reservar caudales de aguas superficiales o subterráneas cuando así lo exijan los intereses generales de la nación, la seguridad nacional, la salubridad pública y la conservación del patrimonio ambiental.

También la posibilidad de crear corporaciones administradoras de cuencas, que serán organismos públicos con personalidad jurídica y patrimonio propio y establecer por ley la exploración, explotación y constitución de derechos de aprovechamiento en conformidad a la diversidad geográfica y climática del país, y a la disponibilidad efectiva de los recursos hídricos. Actualmente, este último ítem es uno de los mayores problemas con los que lidian en algunos sectores donde el bien es más escaso, como en la Región de Atacama (ver nota relacionada).

REACCIONES

“Falta concepto de elemento vital”
Para Flavia Liberona, directora ejecutiva de la Fundación Terram, la propuesta del MOP es buena pero habría que ver si será posible llevarla a cabo. “Me parece que existe una tremenda oposición desde los sectores productivos a que exista este tipo de control por parte del Estado. De todas formas, cualquier iniciativa que signifique un cambio en el estatus de las aguas para que sea un bien común, es obviamente loable”. En relación a los ejes que sustentan el proyecto de ley dado a conocer, indicó que éstos son relevantes pero falta la visión del agua como componente esencial de la vida. “Aquello no está en nuestra legislación y tampoco en la propuesta presentada por el ministro Bitar ya que no es su rol. Pero de todos modos hace falta una visión del agua como elemento vital e incorporarlo en la ley”, señaló.

“Elevar el rango es relevante”
Sara Larraín, directora ejecutiva de la Fundación Chile Sustentable, indicó que los puntos centrales que sustentan la nueva propuesta del MOP son positivos, pero se debe esperar a ver cómo queda articulado en la Constitución. “Elevar el rango constitucional el agua como un bien nacional y que Chile vuelva a tener una categoría del recurso como existe en todo el mundo, facilita mucho las cosas, asimismo el hecho de que el Estado se pueda reservar caudales superficiales y subterráneos es también algo muy positivo. Creo que son pasos en la dirección correcta y responden a una demanda ciudadana de muchos años”, sostuvo.
Añadió que esto ayudará a generar un marco jurídico en relación al tema del agua, pero que también habría que revisar el Código de Aguas, ya que se podría estar frente a dos marcos legales contradictorios

“El Papel aguanta mucho”
El presidente de la Comisión del Medio Ambiente de la cámara baja, Roberto Sepúlveda (RN) manifestó a La Nación que en estos casos, el papel aguanta mucho, pero a veces lo que “se comienza escribiendo con la mano, termina borrándose con el codo”. Indicó que “lo principal es que va a existir la voluntad política para legislar sobre esta materia, el problema es que cuando llega la hora de hacer los reglamentos, es ahí donde nacen las contradicciones entre lo que es el espíritu de esta la ley y lo que finalmente termina dictando el mencionado reglamento. Concuerdo en que el agua es un patrimonio de todos y hoy en día quienes tienen derechos sobre ella perjudican a la ciudadanía”.
Añadió el parlamentario que en el sur el gran reclamo que hay es que las aguas están en manos de Endesa y no de la gente que ha vivido toda su vida en la zona.”

No se zanjará “en el mediano plazo”
“Se trata de un primer paso en un tema que plantea la regulación de las aguas. Lo que se debe hacer acá es lo que realizó en Uruguay. Allí se nacionalizó el agua y en Chile este elemento debe volver a ser propiedad del Estado. Si alguien pide concesiones de agua, y a la larga éstas no se ocupan, deben devolver los derechos al Estado”, dijo el diputado PPD Enrique Accorsi.
En relación a los plazos de aquí en adelante, el parlamentario manifestó que no hay ninguna posibilidad de que este tema quede zanjado en el mediano plazo. “Sin embargo, todos los candidatos, a excepción de Sebastián Piñera, se han manifestado en relación a este tema pues consideran que es un bien escaso y de incalculable valor en estos tiempos”, señaló.
 

 

ESTATUS CONSTITUCIONAL

En la actual Constitución Política de la República de Chile no se encuentra explicitado que el agua pertenezca a la nación. De acuerdo al Código de Aguas de 1981 y el Código Civil, las aguas son bienes nacionales de uso público, pero esto no aparece en la Carta Fundamental. Ante esto y a pesar de tener una larga costa y la mayor reserva de agua en estado sólido de esta mitad del mundo, nuestro país enfrenta una creciente demanda producida principalmente para consumo y el desarrollo humano de actividades tan importantes como la minería, la agricultura y la industria. Así, conflictos entre el Estado y privados o entre los propios particulares ya han aparecido en varias cuencas del país, una situación que podría agravarse con el tiempo.

En esa línea, el Ministerio de Obras Públicas a nombre de un comité interministerial dispuesto por la Presidenta Bachelet presentó ayer una propuesta con miras a elevar al agua a un estatus constitucional. Todo esto, con la relevante motivación de que se trata de un elemento vital para el desarrollo del país y un recurso que se ha posicionado como prioridad estratégica.

En manos de la ciudadanía, los parlamentarios que nos representan, está hoy la manija para debatir y discutir el dominio real que debe tener el Estado sobre un recurso, supuestamente, propio de todos los chilenos. 

Sobreexplotación de recursos hídricos en Atacama será analizada en seminario

En el encuentro que se realizará el 29 y el 30 de octubre, se darán a conocer experiencias de otros países como México, Argentina y España.

La sobreexplotación de los recursos hídricos en la Región de Atacama es el principal motivo que llevó al gobierno regional a desarrollar un seminario que se enfoque en temas relacionados con el agua y su buen uso.

La idea es exponer acciones, buenas prácticas y soluciones tecnológicas e innovadoras para lograr un uso eficiente y equitativo del recurso hídrico en la región.

Los días 29 y 30 de octubre se llevará a cabo en Copiapó esta feria y seminario de Eficiencia Hídrica, que es organizado por el gobierno regional en conjunto con la Dirección General de Aguas (DGA), la Iniciativa Nacional de Eficiencia Hídrica (INEH) y la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (Conicyt).

Según Nibaldo Guaita, encargado del área Fomento Productivo del gobierno regional de Atacama, existen problemas con el agua en la región. Éstos se relacionan con la disponibilidad de este elemento y su sobreexplotación.

“En este momento tenemos otorgados 16 metros cúbicos por segundo, estamos ocupando cinco metros cúbicos por segundo y mantenemos una recarga de cuatro. En el fondo tenemos la cuenca sobreexplotada (valle) porque hay más derechos otorgados de los que la cuenca puede generar”, explicó Guaita a La Nación.

El profesional añadió que el seminario tratará justamente el tema del agua desde el punto de vista de su optimización, puesto que se considera como de vital importancia socializar un buen uso de este recurso en la comunidad.

EXPERIENCIA INTERNACIONAL

En este seminario se darán a conocer las experiencias de otros países como México, Argentina y España, donde los expertos mostrarán cómo funciona el sistema allá y cómo se puede implementar en la región.

De manera paralela se realizará una feria que durará dos días, donde se mostrarán soluciones tecnológicas para mejorar la resistencia hídrica en la región.

El seminario se desarrollará en el Salón Atacama del Hotel Chagall el día 29 de octubre. Al mismo tiempo se dará inicio a la feria tecnológica en la plaza de armas de la ciudad, la que culminará el 30 de ese mes.

 

Comments are closed.