Sobre US$ 300 millones pagarán eléctricas a comunas por nueva ley

Gobierno definió que las generadoras cancelarán 270 UTM, unos US$ 17.900, por cada megawatt que incorporen en nueva: centrales, recursos que se podrán descontar de impuestos. La iniciativa busca reducir la oposición de las comunidades locales. Uno de los mayores aportes lo hará HidroAysén, con US$ 49 millones a Cochrane y Villa O’Higgins.; La Tercera, 12 de septiembre 2009.


El gobierno le puso números al aporte que deberán realizar las generadoras eléctricas a los municipios del país cuando instalen una generadora en los terrenos de la comuna.

El Ejecutivo definió que las empresas que conecten nuevas unidades de generación al sistema eléctrico con una capacidad instalada igual o superior a 200 MW, en el SIC y el Sing, pagarán un impuesto específico de beneficio municipal de 270 UTM (US$ 17.900) por cada megawatt de potencia. Este se cancelará en lo cuotas anuales y las empresas podrán descontarlos de sus impuestos.

Los mayores proyectos del país aportarán a las comunas unos US$ 300 millones, en total, y de este monto, casi US$ 50 millones recibirán las comunas de Cochrane y Villa O’Higgins, de la XI Región -las más beneficiadas-, como consecuencia de la instalación de las cinco centrales hidroeléctricas de HidroAysén que implican 2.750 MW. Si se suma la población de ambas se llega a un aporte per capita de US$ 14.829. Unas 20 comunas recibirían pagos de las eléctricas (ver infografía).

El proyecto de ley de compensaciones fue anunciado por la Presidenta Bachelet en la primera comida anual de la Energía y tiene como objetivo compensar económicamente a las zonas donde se emplazarán centrales eléctricas y de esta forma disminuir el rechazo de las comunidades locales a la instalación de centrales.

Los municipios deberán usar los fondos para obras de desarrollo local. El pago del nuevo tributo será fiscalizado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) informará la potencia de cada generadora que se conecte al sistema.

El proyecto fue elaborado por el Ministerio de Energía, que encabeza Marcelo Tokman. La ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, dijo ayer desconocer los detalles del proyecto de ley ni su contenido.

Ambientalistas y eléctricas La iniciativa recibió ayer el rechazo del mundo mediombientalista.

Juan Pablo Orrego, coordinador internacional del Consejo de la Defensa de la Patagonia, dijo que los recursos que se podrían entregar, en el caso de HidroAysén, no compensan el daño que producirán las centrales a la zona.

Orrego dijo que hay estudios que cuantifican que el turismo perderá unos US$ 40 millones al año y agregó que los dineros pueden "nublar" los criterios en las comunas favorecidas.

Sara Larraín, directora del Programa Chile Sustentable, consideró, además, que esta medida es un subsidio del gobierno a las eléctricas, por el beneficio tributario incorporado.

En las empresas hubo una mejor evaluación. Un director de una generadora dijo que si bien "fue un proyecto polémico, porque se pensó que era una iniciativa diseñada a la medida de HidroAysén, con el tiempo las eléctricas entendieron que era conveniente para la comunidad y para los privados". Agrega que el monto fijado "es razonable si se hace un buen uso de ellos". Otro director indica que el aporte a las comunas podría destrabar los rechazos de las comunidades.

En tanto, un alto ejecutivo de una generadora dijo que, aunque hubiese preferido participar en la discusión con la autoridad, la idea es buena, porque permitirá que las comunidades perciban un beneficio directo de los inversionistas y que éstos puedan contribuir a su desarrollo.  
 
Proyectos de inversión
En los próximos 10 años el principal sistema eléctrico duplicará su oferta. Son unos nueve mil megawatts que desarrollarán los privados.

El problema
1. La instalación de algunas centrales eléctricas está generando un fuerte rechazo de algunas comunidades, llegando, en algunos casos, a detener la construcción de las plantas.

El fin del gobierno
2. La autoridad busca destraba el desarrollo de los proyecto! eléctricos, a través de una ley que entregará compensaciones económicas a las comunas donde se instalen las centrales.

El debate que viene
3. La iniciativa legal del gobierno tiene una fuerte oposición de grupos ambientalistas, quienes ven como un estímulo que desvirtúa la discusión sobre el real impacto de las centrales.

El proyecto fue encabezado por el Ministerio de Energía. Consultada por la iniciativa, la ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, dijo no conocer el contenido de la propuesta.
 
 
 
 
 

Comments are closed.