Antofagasta: médicos acusan grave contaminación en “ruta del plomo”

Falta de medidas sanitarias y de seguridad en traslado de metales. Especialistas aseguran que mitigaciones, como remoción de suelos e instalación de áreas verdes, no solucionan el problema.; El; Mercurio 24 de octubre de 2009.;


ANTOFAGASTA.- A más de una década de que el Ministerio de Salud declarara zona de emergencia en la ciudad por las altas concentraciones de plomo, la polémica se reavivó tras una denuncia del Colegio Médico.

El doctor Hugo Benítez, vicepresidente de la orden, acusó que el acopio en Portezuelo, 20 km al este de Antofagasta -donde desde 1999 fueron trasladados los acopios que se mantenían en terrenos del Ferrocarril Antofagasta-Bolivia, a cuadras del centro- no cuenta con las condiciones mínimas de seguridad ni sanitarias.

"El plomo y zinc se acopian sin medidas de hermeticidad que requiere su manipulación. Los montículos están a la intemperie (de tres metros de altura) cubiertos por una malla rachell, que supera la altura de los cercos (1,80 metro). Luego el plomo es trasladado en camiones cubiertos por carpas por la ‘ruta del plomo’ hasta el puerto, donde es almacenado en galpones antes de ser embarcado", advirtió.

La seremi de Salud, en su "Estudio Ambiental y Biológico de Exposición a Plomo", el último en su tipo realizado por la autoridad sanitaria, hace 2 años, concluye que "existe impacto de plomo en suelo, en la ruta urbana de transporte de concentrados de plomo y zinc, que pasa por el sector sur de la ciudad hasta la entrada al puerto".

El estudio concluye que el 80% de las muestras tomadas arrojaron concentraciones que exceden la normativa internacional (300 mg/kg), con un promedio de 570 mg/kg.

A la fecha, las medidas de mitigación han sido la remoción de suelos y áreas verdes, como en el bandejón central de la costanera. "No solucionan el problema de fondo. Hay que sellar las cargas", dijo Benítez.

TrasladosHasta 150 viajes en un fin de semana realizan camiones entre Portezuelo y el puerto.

Segunda generación de "niños del plomo"

El Colegio Médico alertó sobre una segunda generación de niños afectados por el plomo, luego que a fines de los ’90 cerca de un millar de adultos y menores sufrieran enfermedades por este metal. Son niños que estaban en gestación o que nacieron cuando se registró el peak de contaminación.

La mayoría de las familias afectadas se fue de la ciudad, lo que complica el seguimiento de los casos. Andrei Tchernitchin, toxicólogo de la U. de Chile, explica que "una embarazada y un recién nacido expuestos al plomo tendrán consecuencias de por vida". Ivania Quiroga (37) se fue a Punta Arenas con sus tres hijos: Sandy (16), Dusan (14) y Enya (9). El segundo sufre de fuertes dolores en las rodillas, y un examen practicado a Enya determinó que tiene en su sangre cinco veces más plomo que lo normal.

 

Comments are closed.