Banco de Chile pide clarificar marco regulatorio de Ley de Pesca para impulsar a salmoneros

"Nos gustaría que hubiese un pronunciamiento lo antes posible", dijo el ejecutivo sobre la iniciativa legal.; El retraso de las modificaciones a la Ley de Pesca que actualmente se tramita en el Senado tiene preocupado a Banco de Chile, uno de los principales acreedores de la industria salmonera. El Diario 29 de octubre de 2009.


Y fue el gerente general de la entidad, Fernando Cañas, quien enfáticamente pidió una mayor agilidad en el tratamiento de la iniciativa legal.

“Nos gustaría que hubiese un pronunciamiento lo más pronto posible porque este es un sector de la actividad económica muy importante para el país, que está teniendo demoras en su normalización producto de que el marco regulatorio no está claro”, dijo. Agregó que “por nosotros, ojalá que la Ley se aclarara lo antes posible”.

Añadió que “la clarificación del ambiente regulatorio podría definitivamente generar las bases necesarias para reconstruir la industria”.

Sobre el hecho de que las concesiones acuícolas pierdan su valor al tener que establecerse sólo por un período de 25 años, subrayó que “el hecho que tengan un plazo, claramente afecta su valor, pero no es significativo. Hasta ahora las garantías que tenemos son las que se lograron en esa negociación y esperamos que con la nueva Ley podamos hacer una reevaluación de la situación”.

Riesgo estabilizado

Cañas también indicó que a nivel de industria, el riesgo de los clientes de la banca se ha venido estabilizando durante los últimos cinco meses.

Esto último, según el ejecutivo, ha provocado que los bancos hayan estado “reconociendo esta mejoría en las expectativas en los modelos de riesgo, por lo tanto, las tasas de aprobación que hoy tenemos son muy parecidas a las que teníamos previo a la crisis”.

Esto último podría abrir nuevos espacios para reducciones en las tasas de los préstamos. Sin embargo, Cañas afirmó que los intereses en los créditos de empresas podrían tener un impacto al alza debido a la nueva norma de provisiones que estableció la Superintendencia de Bancos y que comienza a regir desde enero de 2010.

Finalmente, y teniendo en cuenta las expectativas de crecimiento del país, dijo que la banca podría aumentar en 10% sus colocaciones el próximo año. “Estamos afinando estrategias dentro de nuestros focos, pensando en un crecimiento vegetativo, aunque uno no puede descartar una oportunidad (de compra)”, dijo. 

Comments are closed.