Contraloría detecta fallas de Conama en plan de descontaminación de RM

También de la Seremi de Salud en el atraso en instalar nuevas estaciones de monitoreo. Presidenta y ministros no fueron informados del plan anual de reducción de los contaminantes.; El Mercurio, 03 de octubre 2009.


Una auditoría de la Contraloría General de la República a los planes de descontaminación del Gran Santiago detectó una serie de irregularidades, responsabilizando de ellas a la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) y a la Seremi Metropolitana de Salud y de la Región Metropolitana.

El organismo contralor encontró fallas en los programas de reducción de emisiones contaminantes, específicamente de dióxido de azufre (SO2) y en los planes permanentes de seguimientos y fiscalización del Programa de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) de la región, materias que caen bajo la responsabilidad de la Conama RM.

En lo puntual, la Conama RM deberá instruir una acción disciplinaria por no haber aprobado programas de reducción de emisiones de dióxido de azufre de tres empresas: Cemento Polpaico, Cristalerías Chile e Industrias Princesa.

Tal plan de reducción del contaminante por cada empresa procede cuando las emisiones son superiores a 100 toneladas al año, el que debe ser aprobado por la Conama RM.

Además, Contraloría detectó falencias para fiscalizar los planes de descontaminación de Santiago, a lo que la Conama informó que "no se ejecutó en 2006 por falta de financiamiento".

Tampoco envió al Consejo de Ministros el informe anual sobre cumplimientos del PPDA, instancia que a su vez no envió tal información a la Presidenta de la República, omisión que transgrede la normativa actual sobre "un aspecto sensible para los habitantes de Santiago", dice la Contraloría.

En consecuencia, la Contraloría establece que la Conama deberá "disponer las investigaciones para establecer los hechos y determinar las responsabilidades administrativas".

El director de la Conama RM, Alejandro Donoso, tras leer el documento, expresó ayer que se acata el pronunciamiento de Contraloría para proceder con la instrucción del sumario.

Tampoco se escapó la Seremi Metropolitana de Salud, que deberá instruir un sumario administrativo para esclarecer los hechos y definir las responsabilidades que procedan por el retraso en la instalación de las estaciones meteorológicas.

El ente contralor verificó que al mes de abril de 2009 no se encontraban instaladas las diez estaciones meteorológicas que fueron recepcionadas el 27 de mayo de 2008 por la Seremi de Salud, por no contar con las tarjetas de conexión de los sensores al datalogger, por lo que "no resulta aceptable el retraso en más de un año en la instalación por la carencia de uno de sus componentes", adquisiciones que tuvieron un costo de $11.131.770.

Fuentes de la Seremi de Salud confirmaron la auditoría con fecha 30 de septiembre y agregaron que se analizará su texto antes de emitir un pronunciamiento.

4 estaciones nuevas: Cerro Navia, Puente Alto, Quilicura y Talagante operan sin resolución formal de la Seremi de Salud, según Contraloría.

 

Comments are closed.