Ex reclutas irradiados demandaron al fisco

Por 46 mil 300 millones de pesos. Todos como conscriptos debieron custodiar centros nucleares. Dos de sus compañeros murieron y ellos y sus hijos sufren enfermedades.;El Mercurio, 20 de octubre 2009.
Lea noticia relacionada: Ex conscriptos afectados con radiación demandaron al Estado.


Una demanda de indemnización de perjuicios contra el fisco y la Comisión Chilena de Energía Nuclear por 46 mil 300 millones de pesos presentaron 65 ex conscriptos presuntamente contaminados con energía nuclear tras custodiar dos instalaciones de este tipo, y también los padres de dos ex reclutas fallecidos.

Todos ellos realizaron su servicio militar entre los años 1988 y 1989 y fueron destinados por nueve meses a cumplir labores de seguridad y vigilancia en instalaciones nucleares de La Reina y de Lo Aguirre, resultando dos ex conscriptos fallecidos por cáncer. Otros padecen esa enfermedad en la actualidad, y muchos muestran síntomas atribuibles a contaminación nuclear.

Además, algunos de sus hijos han nacido con malformaciones congénitas y otras complicaciones de salud.

Marcos Muñoz hizo el servicio militar hace 22 años, primero en Curicó y luego haciendo guardia en las plantas nucleares de Lo Aguirre y de La Reina. Diez años después se le detectó un tumor cerebral. "Fue algo que impactó a toda mi familia, porque yo nunca había sufrido de dolor de cabeza, y tuve que operarme", recordó el ex conscripto.

Guillermo Cofré perdió a su hijo, del mismo nombre, cuando sólo tenía 19 años. El joven fue uno de los reclutas a los que se le encomendaron secar con toallas un derrame de líquido en un laboratorio del Centro de Estudios Nucleares de Lo Aguirre, en marzo de 1989. Nueve meses después murió de leucemia. Otro compañero que había hecho esa misma tarea, Luis Gómez Naranjo, falleció ocho meses más tarde.

"En las pocas oportunidades que él fue a la casa, su ropa de militar la llevaba toda deshecha, como si le hubiese caído ácido", afirmó Cofré.

Otra de sus hijas, quien lavaba la ropa de su hermano cuando éste pasaba sus días de franco en la casa paterna, falleció de cáncer hace cinco años.

En la demanda se plantea que a través de los años se han ido manifestando diversas enfermedades y síntomas que aquejan a los ex conscriptos aludidos, que obedecen a la sintomatología típica de personas que han sufrido exposición a contaminación nuclear. "Algunos han sufrido distintos tipos de cáncer, muchos sufren problemas digestivos crónicos, como diarreas permanentes, dolores óseos crónicos, cefaleas habituales, degeneración ósea y problemas neurodegenerativos", se plantea.

Comments are closed.