Gobierno y senadores buscan nuevo acuerdo para destrabar proyecto clave para sector salmonero

Parlamentarios ayer retomaron la tramitación de la iniciativa en la comisión de Hacienda. El Diario Financiero, 15 de octubre 2009.
Lea noticia relacionada: Lavados reconoce riesgos sanitarios por retraso de ley.


Un nuevo intento por alcanzar un acuerdo que permita destrabar la tramitación del proyecto que modifica la Ley de Pesca y Acuicultura, iniciaron esta semana las autoridades de gobierno con los senadores de la comisión de Hacienda, quienes ayer comenzaron a revisar la iniciativa legal.

Así fue reconocido incluso por el ministro de Economía, Hugo Lavados, al término de la sesión de la comisión. La autoridad, no obstante, explicó que los temas sobre los cuales están conversando se mantendrán bajo una estricta reserva.

“Estamos dispuestos para hacer aquello que sea conveniente para que el proyecto tenga mayoría y logre ser aprobado. Es posible ver si podemos modificar algunas cosas, pero eso requiere de conversaciones con los parlamentarios y los términos específicos no los voy hacer por los medios”, recalcó el secretario de Estado.

Agregó que “la próxima semana vamos a continuar conversando sobre aquellos temas que tienen que ver con preocupaciones. Tanto en relación a las materias, que están en el ámbito de la comisión, como respecto de los puntos que serán evaluados”.

Prácticas antisindicales

No obstante ello, fuentes que han tenido conocimiento de las negociaciones explicaron que las principales divergencias están en las cláusulas laborales incluidas en el proyecto, que castigan con la pérdida de la concesión a las empresas que tengan tres sentencias ejecutoriadas por vulnerar los derechos laborales.

Las tratativas también apuntan a revisar la duración de 25 años que tendrían las concesiones acuícolas -según el proyecto- en reemplazo del carácter indefinido que contempla la Ley vigente.

Aunque las fuentes afirmaron que sólo existen opciones reales de alcanzar acuerdo en el ámbito laboral, donde habría más apoyo de los senadores, a diferencia de lo que ocurre con el carácter indefinido de las concesiones.

De hecho, al rechazo que ya habían manifestado los senadores de la oposición Evelyn Matthei (UDI) y José García Ruminot (RN) al último punto se sumó ayer en la comisión de Hacienda el senador de la Democracia Cristiana (DC), Hosaín Sabag.

“No estoy de acuerdo en ligar las concesiones a los intereses laborales, porque eso podría llevar a que mañana mañosamente un grupo buscara entorpecer a la empresa a nivel laboral para que le caduquen la concesión, generando un grado de incertidumbre tal que ningún banco va a dar crédito a estas firmas”, expuso el senador democratacristiano.

En contrapartida, el presidente del Partido Socialista, Camilo Escalona (PS), autor de la cuestionada cláusula argumentó que “la derecha no quiere que el tema de las prácticas antisindicales sea una causal del término de las concesiones en la producción acuícola”.

Por lo mismo, el parlamentario fustigó a la oposición, acusándola de intentar paralizar el proyecto de ley porque “ahora no están de acuerdo con que haya ley del Salmón”.

A su vez, el senador independiente Carlos Ominami criticó que la concesión pueda ser hipotecada y que “se esté premiando con una ley a una industria que ha cometido muchos errores al  infringir normas medio ambientales básicas y abusar con el uso de los antibióticos”.

Los términos en que se resuelva este proyecto se entienden como clave por los actores del sector salmonero, el cual está tratando de dejar atrás la critica situación que enfrentó debido al virus ISA.

 

Comments are closed.