Pancreatitis en salmones: Experto recomienda control a importación de ovas

Luis Pichott, de la Fundación Chile: "Ya pagamos el enorme costo del virus ISA. No podemos seguir asumiendo" el impacto de esta nueva enfermedad. La Segunda, 08 de octubre 2009.


A fines de la semana pasada se supo en Chile de la enfermedad del páncreas (PD, por sus siglas en inglés), una nueva amenaza para la producción salmonera local. Noruega —el mayor productor mundial de esta especia— ya ha visto que este mal está causando mortalidades de hasta un 50% en los centros de cultivo.

Hasta ahora, en nuestro país no se ha confirmado la presencia de PD, pero el riesgo está latente. El gerente del área de Recursos Marinos de la Fundación Chile, Luis Pichott , explica que la producción local de salmones basó su expansión en la importación de ovas (embriones de salmón) desde los grandes centros de producción mundial, como Noruega, Escocia e Irlanda. Pero en esos países ya se ha detectado la presencia de PD “por lo que hay un riesgo. La importación de ovas está sujeta a controles y restricciones sanitarias que evidentemente pueden fallar”.

En ese sentido, el experto señala que la solución más rápida sería prohibir la importación de ovas al país desde los lugares donde ya se ha comprobado la existencia de la enfermedad. No obstante, esta opción implica un riesgo: el ser demandados ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por transgredir las normas de libre intercambio que Chile ha suscrito en sus distintos TLC.

No obstante, Pichott señala que todos los países que recurren a estas medidas tienen derecho a alegar, y en este caso Chile tiene su patrimonio sanitario y la producción salmonera en riesgo, la cual ya ha sido fuertemente golpeada por el impacto del virus ISA, que ha producido pérdidas gigantescas.

“La experiencia del ISA muestra que hay dificultades en estos procesos, riesgos a evitar, hay que revisar mecanismos que garanticen que la enfermedad no entre al país vía importación”, afirma el experto. En ese sentido, Pichott señala que “ya pagamos el enorme costo del ISA en Chile. No podemos seguir asumiendo el costo del PD”.

La otra posibilidad para evitar el contagio es el establecimiento de cuarentenas, pero debido al tamaño que la industria tiene por estos días, esta medida se hace casi impracticable. “Es algo que se podría implementar, pero requiere de un tiempo mucho más prolongado”, explica. En cualquier caso, el experto señala que parte de la solución pasa por fortalecer a Sernapesca, entidad que informó que a mediados de octubre se tendrán los resultados de los análisis que se están haciendo en los salmones locales para detectar si está presente la PD en Chile.

Comments are closed.