“Si Chile no disminuye sus emisiones tendrá problemas con sus exportaciones”

Así lo aseguró el senador Guillermo Vásquez, quien explicó que “luego de la Conferencia de Copenhague de Naciones Unidas que se realizará a fines de año, todos los países estaremos obligados a disminuir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero”.; Senado.cl, 26 de octubre 2009.


Su preocupación por los informes que ubican a Chile como uno de los países de América Latina que más ha incrementado sus emisiones de gases de efecto invernadero entre 1990 y 2006, expresó el senador Guillermo Vásquez.

El parlamentario indicó que "Chile está obligado a tener una actitud coherente con la preocupación medioambiental", al hacer referencia a la realización de la Conferencia de Copenhague de Naciones Unidas donde se abordará el nuevo orden mundial en materia ambiental y que se efectuará en Dinamarca, entre el 7 y el 18 de diciembre.

Explicó que "hay que tener claro que de aquí en adelante una de las principales prevenciones que va a tomar cualquier país sobre todo si es exportador es la trazabilidad o el seguimiento de las huellas de carbono en los respectivos procesos productivos".

En ese sentido manifestó que "uno de los grandes problemas que hemos tenido es que la matriz energética está compuesta mayoritariamente por petróleo y carbón, lo cual no es compatible con las necesidades del mundo de hoy y eso nos puede traer gravísimos problemas el día de mañana con nuestras exportaciones".

Puntualizó que "el país basa su economía en el modelo exportador de commodities tanto para consumo interno como externo. Nuestras mayores exportaciones son: cobre, la pesca y el sector forestal y para todo ellos se requiere energía eléctrica y nuestra actual matriz de generación es muy mala".

Por lo tanto, "creo que estamos obligados a estudiar fórmulas que nos permitan hacer compatible nuestro desarrollo con el respeto al medio ambiente y, a la vez, disminuir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero".

Cabe señalar que de acuerdo al Protocolo de Kyoto, los países desarrollados están obligados a reducir sus emisiones de gases efecto invernadero en 5%; mientras que a los países en vías de desarrollo como Chile se los urge a adoptar medidas pero no están obligados".

Sin embargo, a partir de la Cumbre de Copenhague, las cosas podrían cambiar y los países en vías de desarrollo también deberán adquirir compromisos para disminuir sus contaminantes.

Esta situación coincide con las gestiones que realiza el gobierno para que nuestro país pase a formar parte de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), es decir, donde se encuentran las naciones más industrializadas del mundo.

Pese a que este punto no es un requisito previo para el ingreso a la organización, sí se exige a los países integrantes una actitud proactiva en estas materias.

Según el informe de Gases Efecto Invernadero (GEI) Chile tenía en 2005, 31 millones de emisiones netas, mientras que hoy se estiman en 80 millones. Estas cifras a nivel mundial todavía son marginales, pero a raíz de la crisis del gas argentino, el país convirtió su matriz principalmente en fuentes altamente contaminantes como carbón y petróleo.

Comments are closed.