Sistema eléctrico chileno registrará las mayores emisiones de carbono

Estudio realizado por la consultora brasileña PSR, junto a otras compañías, entre ellas la chilena Synex, determinó que en 2013 y 2017 el sistema eléctrico de Chile emitirá más CO2 que el resto de los países de América Latina. Esto responde a que la matriz energética tiene un mayor componente de centrales a carbón. La Tercera, 22 de octubre 2009.
Lea noticia relacionada: Bruselas plantea metas de emisión para industria aérea y naviera.


En la próxima década, Chile liderará un ranking que está lejos de enorgullecer: En los próximos años, el sistema eléctrico nacional será el que tendrá las mayores emisiones de carbono (CO2) por GWh de energía producido. Esa es una de las conclusiones de un estudio de un grupo de asesores internacionales del Centro de Integración Energética Regional (Cier).

El análisis fue presentado por Mario Veiga, en un seminario de Interconexiones eléctricas, realizado la semana pasada en Río de Janeiro. El ejecutivo es presidente de la empresa brasileña de consultoría PSR, la cual junto a otras compañías, entre ellas la chilena Synex, elaboró el estudio, que forma parte de una investigación mayor sobre los costos y beneficios de unir sistemas eléctricos de la región.

Según el documento, el sistema eléctrico chileno registrará las mayores emisiones de carbono entre los países de América Latina, en 2013 y 2017. En cuatro años más, Chile emitirá 425 toneladas de CO2 por GWh, que comparan con las 227 toneladas que generará Argentina y las 61 de Brasil. Para 2017, nuestro país disminuirá sus emisiones a 375 toneladas por GWh, aunque todavía estará por sobre las naciones vecinas (ver gráfico).

En el seminario, Mario Veiga explicó que el nivel de emisiones de Chile equivale al Co2 que se genera con plantas a gas natural y que es más alto, porque la matriz energética del país tiene una mayor dependencia del carbón y diésel. Luego del 2013 comienzan a bajar las emisiones por la incorporación de hidroeléctricas.

La ex secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía Vivianne Blanlot coincide con que estas emisiones de CO2 responden a que la matriz energética de Chile ha estado cada vez más orientada hacia materias primas fósiles, debido a su falta de independencia. Afirma que esta tendencia se observa desde mediados de esta década. Blanlot reconoce que el nivel de emisiones marca una diferencia respecto de otros países de la región, donde hay una tendencia más fuerte de las centrales hidroeléctricas.

Para Renato Agurto, socio de Synex, el carbón seguirá teniendo una presencia relevante en la matriz energética, porque las centrales hidroelécricas están enfrentando mayor oposición de grupos ecologistas y comunidades, lo que ha retrasado la entrada de los proyectos. “Hoy, las tecnologías para generación eléctrica más competitivas son el agua y el carbón.

Las renovables no convencionales son caras y el gas natural licuado, a los precios a que está llegando, no es más conveniente frente al carbón.

Agurto agrega que sólo en 2010 entrarán al sistema eléctrico central 723 MW en carboneras, mientras que en el sistema del Norte Grande en los próximos años se incorporarán más de 1.000MWque están en construcción.

María Isabel González, ex secretaria ejecutiva de la CNE, dice que “la generación a carbón emite más que el gas y que algunos derivados del petróleo, pero no se le puede negar a un país que necesita desarrollarse contar con generación eléctrica. Chile debe aprovechar sus recursos hídricos, pero no puede apostar todo a esa generación, porque es peligroso”.

“Nuestra matriz energética no sólo será crecientemente contaminante, sino que es fuertemente dependiente. Chile debe descarbonizar la matriz aprovechando su potencial de las energías renovables”, dice Aldo Cerda, gerente de Area Bosques, Industria, Construcción y Servicios Sustentables de Fundación Chile.

425 toneladas de CO2 por GWh emitirá Chile en cuatro años más, lo que se compara con las 61 toneladas que generará Brasil.
2017 Para ese año, nuestro país disminuirá las emisiones a 375 toneladas por GWh, aunque todavía estará sobre las naciones vecinas.
El nivel de emisiones de Chile equivale al CO2 que se genera con plantas a gas natural y es más alto, porque la matriz energética del país tiene una mayor dependencia del carbón y diésel.
En 2017 el estudio prevé que las emisiones bajarán por las plantas hidroeléctricas.

Comments are closed.