A LAS ORGANIZACIONES SOCIAS DE ACCION

Deseamos hacer llegar a todas las ONGs de ACCIÓN un saludo solidario en estos momentos difíciles que vive nuestro país. Nos preocupa muy especialmente la situación de nuestras asociadas que pudieran haberse visto afectadas, especialmente en la vida o integridad de sus miembros y trabajadores. Solicitamos a aquellas ONGs que han sufrido daños o están damnificadas que se comuniquen con la Asociación.


Ya sabemos que algunas ONGs han sufrido pérdidas importantes en su infraestructura. La sede de SurMaule se desplomó, las oficinas de JUNDEP en Rancagua han sufrido daños estructurales y ya no se pueden ocupar. De las sedes de las ONGs en la Región del Bio Bio tenemos pocas informaciones hasta el momento.

Estamos haciendo un levantamiento de información del estado de situación de nuestras ONGs que trabajan en las zonas más afectadas. Además  estamos comenzando a diseñar un plan de emergencia para facilitar procesos de asistencia e información a las víctimas y para ellos convocaremos a una reunión a las organizaciones que trabajan en esas regiones.

Les informamos que nuestras oficinas no presentan daños importantes. Desde ACCIÓN nos hemos contactado con las plataformas nacionales de ONGs de la Mesa de Articulación de América Latina y con el Foro Internacional de plataformas nacionales de ONGs para iniciar un canal de informaciones sobre la situación en Chile, desde la perspectiva de la Sociedad Civil. 

Son momentos duros. Cientos de miles de chilenos sufren las consecuencias de la desigualdad y la pobreza. Los mayormente afectados corresponden a familias trabajadoras, pobres o de clase media, lo que devela la desigualdad en el diseño de las políticas públicas, la falta de protección de derechos y la falta de control y fiscalización por parte del Estado de los servicios básicos. Vemos con preocupación la falta de capacidad del Estado chileno para actuar frente a situaciones de crisis social.

La respuesta del gobierno central y de los municipios ha sido en general lenta y no siempre coordinada.  Un ejemplo de ello fue el ineficaz funcionamiento del sistema de diagnóstico de maremoto, cuyas consecuencias en las zonas costeras que aún no es posible estimar.

En las zonas más afectadas se esta produciendo especulación en los precios de bencina, agua, transporte, alimentos y artículos de primera necesidad. La sociedad civil chilena deberá estar vigilante para evitar la corrupción y el enriquecimiento ilegítimo de privados a causa de esta catástrofe natural.

Exigiremos al nuevo gobierno implementar un Plan de Reconstrucción que contemple la participación de la ciudadanía, principalmente de las zonas afectadas. De esta forma se garantizará un certero diagnóstico de  las demandas y necesidades de la población.

Las ONGs chilenas, desde nuestro rol y nuestra independencia política, contribuiremos a este proceso. 

Agradecemos la solidaridad internacional, los ofrecimientos de ayuda y las muestras de apoyo que nos han enviado nuestras organizaciones pares en todo el mundo.

Cordialmente

Directorio y Equipo Ejecutivo
Asociación Chilena de ONGs
ACCIÓN

Comments are closed.